Madre cree que a su hijo le ha picado una avispa: Descubre la terrible verdad cuando ve su cuerpo azul de repente

Disfrutar de un helado, caminar descalzo por el campo o refrescarse con un baño son algunos de los placeres de los días de sol en los que no hace excesivo calor.

Pero nada está libre de peligros, si siquiera esos momentos de descanso y disfrute. El pequeño Kristoffer, de 3 años, lo sabe bien. Ahora su madre quiere compartir su traumática experiencia para que no nadie más tenga que pasar por eso.

Sommarträdgård
Pixabay

Sabemos que a los niños les encanta ir descalzos, en cualquier sitio, y no piensan en los riesgos que puede conllevar.

Pero cuando el pequeño Kristoffer, de 3 años, se subió a la rodillas de su madre, Elisabeth Nordgarden, a ella no se le pasó por la cabeza que pudiera tratarse de nada grave.

El cuerpo se le hinchó

”Fui a visitar a mis padres con mi hijo. Entonces Kristoffer comenzó a llorar y se sentó en mis rodillas, pero pensamos que solo le había picado una avispa, o se había arañado con unas ramas”, cuenta Elisabeth al medio noruego NRK.

Elisabeth Nordgarden no pensó que ese sábado iba a llegar a ser tan dramático.

Después de 15 minutos Kristoffer comenzó a hincharse y ponerse morado.

Går du berrføtt i varmen, aukar risikoen for å bli biten.

Posted by NRK Nyheter on Thursday, 31 May 2018

“Entonces la ambulancia y el helicóptero llegaron rápidamente, y nos dijeron que fue una mordida de serpiente y nos llevaron al hospital de Skien (Noruega)”, cuenta Elisabeth.

Kristoffer recibió medicación y pronto comenzó a mostrar signos de recuperación. Parecía que se encontraba mejor, pero pronto comenzó a ponerse peor otra vez. Mucho peor.

Resulta que el niño tenía una hemorragia en el intestino y lo llevaron a otro hospital.

Su estado empeoraba y perdió hasta 5 kilos.

Posted by Elisabeth Nordgarden on Monday, 27 July 2015

Pronto, la madre se dio cuenta de que la situación era grave. La reacción del cuerpo a las picaduras de serpiente pueden ser muy diferentes de unas personas a otras, especialmente en el caso de los niños, que suelen presentar fuertes síntomas.

TT

En muchos casos las serpientes y culebras aparecen con el calor, por eso cuando mejor podemos disfrutar del buen tiempo, también hay mayor riesgo de que aparezcan.

Por eso es importante llevar zapatos y ropa larga si se está una zona en la que se sabe que puede haber culebras, y mirar bien entre los matorrales. Y es importante también mantener la calma si has sido mordido por una serpiente venenosa, según el médico Harry Achterberg.

”Más respeto por las serpientes”

Tras media semana en el hospital, Kristoffer pudo volver a casa. Sobrevivió, pero el pequeño y su familia pasaron unos días muy duros.

El niño parece haberse recuperado bien de lo ocurrido, cuenta su madre, Elisabeth Nordgarden.

El mismo día que volvieron a casa, estaba jugando feliz. Pero Elisabeth dice que va a tomar más precauciones en el futuro.

“Tengo más respeto ahora por las serpientes y me voy a asegurar de que los niños van calzados cuando salen a la calle, especialmente si van a estar jugando en el campo y zonas de matorrales”, dice esta madre.

Kristoffer se recuperó bien de la picadura de víbora, pero podía haber acabado en tragedia. 

¡Comparte para todos tomen precauciones y no que vuelva a ocurrir!