Mamá queda embarazada tras 10 años de intentos: A los 4 días médico llama en pánico y admite su gran error

Querer tener hijos y no poder tenerlos puede ser duro, y el inicio de un largo camino para conseguirlo.

Carolyn Savage y su esposo, Sean, tenían ya dos hijos, pero llevaban meses intentando crear una nueva vida.

Fue mentalmente muy duro y después de esperar, mes tras mes, un positivo en el test de embarazo, al fin llegó uno pero, lamentablemente, seguido de un aborto espontáneo.

Al final la pareja decidió recurrir a otros métodos y probaron la reproducción asistida.

En poco tiempo Carolyn estaba embarazada, pero solo unos días después de recibir la noticia, llegó una llamada que nunca podrá olvidar.

Carolyn Savage
Facebook

Carolyn y Sean Savage se casaron en 1993 y un año después tuvieron su primer hijo, y después tuvieron un segundo. Pero tras eso, no conseguía volver a quedarse embarazada. Sencillamente no funcionaba de forma natural.

Facebook

Cuando Carolyn y Sean hicieron el primer tratamiento de FIV (Fecundación In Vitro), en 2007, llevaban 10 años tratando de concebir ese tercer hijo que nunca llegaba. Nueve meses después nació su pequeña Mary Kate.

En febrero de 2009 el implantaron un nuevo embrión para tener su cuarto hijo.

Con alegría recibieron la noticia de que el tratamiento había sido un éxito. Pero tras este cuarto nacimiento en la familia, sus vidas iban a dar un cambio radical.

Facebook

Solo unos días después de recibir la noticia del embarazo llegó el gran shock. Los médicos llamaron y les comunicaron que habían confundido, por error, los tubos de ensayo donde estaban los embriones.

Carolyn Savage estaba muy contenta por poder convertirse en madre e nuevo, pero el niño que había en su vientre no era su hijo. Le habían implantado el embrión equivocado, el embrión de otra pareja.

”Nunca en la vida pensé que los médicos podían haber cometido semejante error”, reconoce Carolyn.

Facebook

Carolyn se vio entonces obligada a tomar la decisión más difícil de su vida: entregar el bebé tan pronto como naciera. Decidió que iba a dar el bebé a sus padres biológicos, aunque era su última posibilidad de quedar embarazada.

“Creo que pasamos de la conmoción a la constatación de que esto estaba sucediendo. Ha sido difícil, pero creemos que tomamos la decisión correcta”, explicó Carolyn.

Obligado a entregar al niño

Sean y Carolyn decidieron contactar con los padres biológicos, Shannon y Paul Morrell, en Detroit.

Durante nueve meses llevó Carolyn el hijo de esta pareja en su vientre, y se lo llevaron solo media hora después del parto.

El pequeño Logan nació, por cesárea, cuatro semanas antes de tiempo.

Facebook

”Es su hijo. Pero siempre va a ser mi bebé. Yo me puse tan contenta cuando oí su llanto por primera vez. En ese instante lo único importante era que estaba sano”, cuenta Carolyn.

El esposo de Carolyn, Sean, fue el encargado de entregar al pequeño Logan a sus padres biológicos, que esperaban en otra sala del hospital.

Tras esta consternadora experiencia, Carolyn creía que lo había visto todo en la vida.

Pero no era así. En 2011 la pareja recibió la noticia de que iba a tener gemelas, esta vez gracias a un vientre de alquiler.

Facebook

”Las gemelas milagro” Isabella y Reagen trajeron una gran alegría a esta familia que había sufrido tanto al tener que entregar al otro bebé.

”Las gemelas nos han ayudado a sobrellevar la pena de haber perdido a Logan. Es de verdad una gran compensación, han sido lo mejor para todos nosotros”, cuenta Carolyn a Daily Mail.

Facebook

Y cuando creían que ya no podría ocurrir nada más, llegaron las más sorprendentes noticias, era la primavera de 2014.

Carolyn no podía creerlo cuando vio su test de embarazo.

¿Podía ser cierto?

Facebook

”No podía creer que fuera cierto. Se suponía que yo ya no era fértil. Había pasado por incontables tratamientos de fertilidad en los últimos 20 años, y durante todos esos años solo había visto positivos en test de embarazo dos veces. ¿Cómo era esto posible? Tenía 45 años, ¿podía ser de verdad cierto?”.

Su nuevo hijo, Nicholas Winton Savage, nació en el otoño de 2014, y la familia de Carolyn y Sean Savages pasó a ser de 8 miembros.

Facebook

El bebé Nicholas, que fue concebido de forma totalmente natural cuando Carolyn tenía 45 años, está en las mejores manos.

Tiene cinco hermanos mayores, y sin duda ha llegado a una familia muy especial en la que ha sido recibido con muchísimo amor.

Facebook

Esta es una de las más fantásticas historias que he escuchado nunca. 

Ahora los niños han crecido y todos están muy bien, es precioso verlos juntos. 

¡Comparte esta incomparable historia si tú también quieres desearle lo mejor en el futuro a la familia Savage!