Mujer pregunta al hijo del vecino por qué visita a su abuela 5 veces al día: Nunca olvidará su respuesta

Darrien Middleton trabaja en el departamento de emergencias de su hospital local. A pesar de que su trabajo es increíblemente cansador, le gusta hacer una diferencia en la vida de las personas.

En un mundo ideal, Darrien también cuidaría de su abuela enferma, Wilma, cada segundo del día, pero un mundo ideal está lejos de ser una realidad cuando también tienes un trabajo a tiempo completo.

Afortunadamente, parece que Wilma ya tiene un ángel guardián aquí en la tierra…

Facebook / DarrienMiddleton

Hace dos años, la abuela de Darrien recibió una mala noticia: sufría de cáncer de pulmón. Se sometió a cirugía y le extirparon un pulmón en un intento por mejorarla.

No hace falta decir que le tomó mucho tiempo a Wilma recuperarse, y estaba increíblemente débil por la operación. Seis meses después, su pesadilla todavía empeoró cuando los médicos le dieron otra mala noticia: Wilma ahora tenía cáncer de mama.

Durante años, Darrien ha tratado de convencer a su abuela de que se mude con ella, para que pueda cuidarla mejor mientras lucha contra su terrible enfermedad. Sin embargo, según Darrien, su abuela es demasiado terca como para abandonar el hogar en el que ha vivido durante 38 años.

Facebook / DarrienMiddleton

“Ella se niega a mudarse conmigo porque ama su independencia y su hogar”, explica Darrien.

Darrien admite que no muchas personas tienen cosas buenas que decir sobre el área donde vive la abuela Wilma, está en un estado lamentable.

Sin embargo, es exactamente en este barrio donde brilla un rayo de esperanza en esos tiempos oscuros. La amabilidad presente en el vecindario de Wilma ha sido una bendición.

Facebook / DarrienMiddleton

“Trabajo a tiempo completo en el departamento de emergencias de nuestra ciudad en el turno de noche”, dice Darrien. “Eso mantiene mi horario muy limitado, además de ser una estudiante de tiempo completo. No tenemos mucha familia aquí, por lo que Nana va y viene de su tratamiento todos los días y no se puede controlar con frecuencia (o no tanto como me gustaría) ha sido difícil para mí. Aquí es donde sus hermosos vecinos entran en juego.”

“La visitan varias veces a lo largo del día e incluso me han ayudado a llevarla a citas de quimioterapia y radiación. Honestamente, son lo que mantienen a Nana en marcha. No puedo ir a su casa sin que alguien grite en algún momento ‘Hola señorita. Wilma, ¿cómo estás? Ella conoce a todos por su nombre y la conocen y la aman tanto como a mí.”

Pero hay un vecino en particular que ilumina la vida cotidiana de Wilma más que nadie. Caleb, de 7 años.

Caleb vive con su abuela, su padre y dos hermanos en la casa del lado de Wilma. Ella ofrece comida a Caleb cuando tiene algo y se ha convertido en una especie de mejor amiga para el niño.

Darrien explica cómo el niño tiene un “alma de viejo” que todos aman. Ella decidió compartir su historia y la de Wilma con el mundo.

Aparentemente, Caleb se sienta en el porche de Wilma con ella y hablan durante horas, cubriendo todo tipo de temas.

Facebook / DarrienMiddleton

“Mi nana está tan apegada a él y el vínculo que tienen es increíble. No tenemos mucho, pero se puede decir que ha sido criado en el amor. Hará un movimiento de baile, continuará hablando sobre lo mucho que ama la escuela y te hace reír hasta llorar. Este niño merece el amor que ha recibido en este mensaje. Destaca entre los demás y trae tanta alegría a la vida de todos que están cerca.”

“Estoy muy agradecido por él y por el amor que le ha demostrado a mi abuela. Sé con certeza que la ha ayudado en sus días muy difíciles. Nunca sabrá cuánto lo aprecio realmente. Espero que algún día se dé cuenta del impacto que ha tenido en su vida y en la mía también.”

Wilma pronto se someterá a otras 30 rondas de radioterapia. No importa qué, ella tiene a su familia, sus atentos vecinos y a Caleb en su vida.

En Jackson, Tennessee, al menos en el porche de Wilma, la edad y el género no importan, lo que importa es el amor.

El mundo necesita escuchar más historias positivas como esta. Caleb probablemente no tiene idea de la cantidad de alegría que da a la gente.

También necesitamos más personas como este niño en el mundo: ¡Comparte esta historia en Facebook si estás de acuerdo!