Advertencia método de terror: Si ves una botella de plástico en la rueda del auto, puedes estar en peligro

Los ladrones al acecho de automóviles son una preocupación constante para la policía. Sobre todo porque inventan nuevos y atrevidos métodos todo el tiempo.

Ahora las autoridades alertan de un nuevo truco que los ladrones usan para robar objetos de valor de los vehículos o incluso el propio automóvil.

El truco es bastante simple y sus víctimas son los automóviles estacionados.

Lo primero que hacen los ladrones es poner una botella de plástico en la rueda delantera derecha del vehículo, y esperar.

plastflaska, bildäck, varning, tjuvar, bilstöld
Fuente de la foto: Youtube

Cuando el dueño del auto comienza a conducir, oirá un ruido raro (la botella siendo aplastada). Como el conductor no sabe nada de la botella y, como es natural, saldrá del vehículo para ver de dónde proviene el sonido.

Y cuando el conductor preocupado se baja del auto, los ladrones entran en acción.

plastflaska, bildäck, varning, tjuvar, bilstöld
Fuente de la foto: Youtube

Durante este breve momento, los ladrones tienen la oportunidad de meterse en el vehículo, que no tenían cuando estaba estacionado.

Y o bien aprovechan para robar cosas del auto o, como el conductor ha dejado las llaves puestas, salen corriendo con el auto en un segundo.

plastflaska, bildäck, varning, tjuvar, bilstöld
Fuente de la foto: Youtube

No sabemos por cuántos países se ha extendido este truco, pero en México parece ser un problema con el que cada vez más personas se encuentran.

En el siguiente vídeo de Youtube, visto casi 6 millones de veces, un hombre avisa sobre este método. El chico hace una demostración de cómo lo hacen los ladrones e invita a todos a compartirlo, para que todos puedan estar prevenidos y protegidos ante este posible ataque.

En este vídeo lo puedes ver:

Creo que deberíamos ayudar a difundir para avisar sobre este método al máximo número de personas posible. Si ayuda a que una sola persona pueda prevenir un robo de este tipo, habrá merecido la pena.