Divertido vídeo: Pastor alemán no será un perro guía – pero en cambio cautiva a toda la red

Los perros son animales maravillosos y a menudo les suele gustar ayudar de la manera que pueden. La mayoría de las razas son sumamente inteligentes y aprenden a realizar grandes trabajos – es impresionante todo lo que pueden llegar a hacer nuestros amigos de cuatro patas.

Es increíblemente fascinante estudiar a los perros guías – o a los perros policías cuando realizan importantísimos trabajos. Y ejecutan sus tareas con orgullo. Muchas personas dependen en mayor o menor medida de la asistencia de estos perros.

Tener rutinas y tareas diarias es también bueno para los perros. Y como para las personas, las rutinas, con organización y responsabilidad, pueden ser beneficiosas incluso para los animales.

Cuando a un perro se le entrena y se le forma para llegar a ser un perro guía, y de esa manera ayudar a sus dueños con discapacidad por ejemplo, el animal tiene que pasar una serie de pruebas que debe conseguir con éxito.

Muchas pruebas que superar

Según el personal de la Academia de Entrenamiento Double H Canine, como publica la página Goodfullness , casi todos los perros pueden aprender a ser buenos perros guías. Es cierto que hay perros que tienen mejores condiciones o cualidades que otros, pero con paciencia y el correcto método, casi todos pueden conseguirlo.

No es de hecho tan complicado, escriben en la página. Pero son muchas las situaciones que el perro debe superar – y además debe desarrollar favorablemente la cualidad de saber como se siente su dueño o dueña.

Ryker es uno de estos perros especiales que se presentó para aprender este tipo de formación en la Academia de Entrenamiento Double H Canine. Se trata de un pastor alemán a quien le gusta ayudar de esa manera. ¡Es un perro curioso y alegre!

No llegó a ser perro guía

En un videoclip durante el entrenamiento de Ryker – que se ha difundido rápidamente – se puede apreciar claramente lo divertido y alegre que es este pastor alemán. No consiguió muchas de las pruebas a las que fue sometido, pero ¿qué se puede hacer cuando estamos ante un animal tan maravilloso y alegre?

Cuando Ryler debía ir a buscar un botella de agua, decidió morderla y manchar todo el suelo. Cuando debía ayudar a una persona que necesitaba asistencia para caminar, él se entretuvo jugando con las pelotas de tenis que vio entre sus piernas – y además resultó ser algo arriesgado sentarse en la silla de ruedas detrás de este pequeño juguetón.

El personal adoraba a Ryker – incluso si éste no consiguió llegar a ser un perro guía, pero podemos garantizar que alegrará las vidas de otros en otros lugares! ¡Qué encanto!

¡Mira ahora este maravilloso y divertido vídeo durante la formación de Ryker!

¡Comparte con tus amigos para que puedan ver este maravilloso vídeo!