Koko, la gorila famosa por su saber lengua de signos, ha muerto a los 46 años

Koko, la gorila que se hizo famosa por su habilidad para comunicarse en lengua de signos, ha fallecido a los 46 años.

Esta primate, nacida en San Francisco, robó corazones por todo el mundo con su vibrante personalidad y su increíble uso de la lengua de signos, que aprendió de la Dr. Francine ‘Penny’ Patterson.

La doctora Patterson empezó a enseñar lengua de signos a Koko en 1972, como parte su trabajo de doctorado. Entre las dos se creó rápidamente una amistad, que duraría casi cinco décadas.

Dr. Patterson se convirtió en una figura materna para Koko. En un documental decía:

“Creo que no estoy hecha para tener hijos. Creo que estoy hecha para hacer lo que hago”.

Quizá muchos recordéis la tierna amistad entre Koko y el actor Robin Williams. El desaparecido actor visitó a Koko en 2004, y rápidamente se creó un vínculo entre ellos.

“Cuando Robin visitó a Koko, ella estaba de luto por Michael, su compañero de vida, y fue Robin quien la sacó de allí”. Dr. Patterson contó en Entertainment Tonight: “La primera vez que sonrió tras la muerte de Michael fue cuando conoció a Robin”.

El comunicado

La Gorilla Foundation ha enviado el siguiente comunicado:

“La Gorilla Foundation se entristece de anunciar que nuestra querida Koko Woodside, CA Koko — la gorila conocida por su extraordinaria maestría con la lengua de signos, y  principal embajador de su especie en peligro de extinción – falleció ayer por la mañana, mientras dormía, a los 46 años. 

Koko llegó al corazón de millones de personas como embajadora de todos los gorilas y un ícono de la comunicación y empatía entre especies. Era muy querida y la extrañaremos mucho. Koko nació el 4 de julio de 1971 en el zoológico de San Francisco. La doctora Francine “Penny” Patterson comenzó a trabajar con Koko al año siguiente, enseñándole su famosa lengua de signos.

La doctora Patterson y el doctor Ronald Cohn llevaron a Koko al proyecto Standford en 1974 en la Gorilla Foundation. El proyecto se amplió e incluyó a un segundo gorila del mismo tipo, Michael. En 1979 Koko y la Gorilla Foundation se trasladaron a Santa Mónica, donde se les unión Ndume, como embajador de sus especies. 

Su capacidad para el lenguaje y la empatía abrió las mentes y corazones de millones de personas. Apareció en varios documentales y en la portada de National Geographic dos veces. La primera en octubre de 1978, con una foto que ella se tomó a sí misma en un espejo. La segunda, en enero de 1985, incluía la historia de Koko y su gato, All Ball. Tras la publicación del artículo, la historia fue usada en escuelas de todo el mundo. 

Su impacto ha sido profundo y lo que nos ha enseñado sobre la capacidad emocional de los gorilas y sus habilidades cognitivas continuará dando forma al mundo. La fundación seguirá honrando el legado de Koko y avanzando en nuestra misión con los proyectos en curso, incluidos los esfuerzos de conservación en África, en el santuario de los grandes simios en Maui, y la aplicación de lenguaje de señas de Koko para el beneficio de los gorilas y los niños.

Descansa en paz, Koko, gracias por todo lo que nos has dado.

COMPARTE la historia de esta maravillosa gorila. Su memoria merece ser recordada.