Madre cree que su hija murió en el incendio de su casa – luego descubre el sacrificio de su perro

Los amantes de los perros sabemos lo que supone tener un amigo de cuatro patas en nuestro hogar, es mucho trabajo pero queda compensado con creces con la compañía, incluso ayuda, que nos ofrecen.

De esto sabe mucho la madre Erika Poremski, que no ni tenía idea del peligro que iba a correr al acostar a su preciosa bebé en la cama una noche y del último sacrificio que su amado perro Polo iba a hacer.

La madre, de 28 años, puso a su hija Viviana en la cama una noche sin saber lo que trágicamente iba a estar a punto de ocurrir. Todo empezó cuando un rayo golpeó la caja eléctrica y ésta perdió potencia.

Erika no pudo encontrar una linterna, por lo que encendió una vela para iluminar la habitación mientras pedía ayuda. Después de varios intentos su teléfono se apagó y ella salió a su auto para cargarlo.

Justo unos momentos después de salir de su casa tuvo un mal presentimiento, se dio la vuelta y vio la escena más aterradora.

Su casa estaba ardiendo y el dormitorio donde estaba durmiendo su preciosa niña Viviana, brillaba con el resplandor.

Image courtesy of Erika Poremski

Inmediatamente trató de llegar hasta a su hija, pero el denso humo y las llamas la empujaron hacia atrás cada vez que lo intentaba.

“Intenté seguir entrando”, dijo Erika a CBS News. “Ella estaba en la planta de arriba, pero el humo era tan denso que no podía avanzar … Seguí corriendo hacia adelante, tratando de llegar allí. Luego, la puerta se derrumbó y ya no puede entrar”.

Los bomberos aún estaban en camino y en medio del caos de fuego, Erika ni siquiera notó que “toda la piel de la mano estaba quemada de agarrarse a la barandilla”.

Image courtesy of Erika Poremski

Dentro de la casa también estaba su amado perro de seis años, Polo, y de lo que Erika no se dio cuenta es de que este héroe de cuatro patas iba a hacer su último sacrificio.

Cuando llegaron los bomberos, rescataron a Viviana y le dijeron a Erika que gracias a Polo su bebé había sobrevivido.

Siempre protegiendo a la niña, Polo supo que tenía que ayudarla cuando comenzó el incendio. Valientemente el perro cubrió el cuerpo de Viviana con el suyo propio, hasta que llegaron los bomberos. Erika cree que Polo podría haber bajado las escaleras y haber salido por la puerta para ponerse a salvo, pero eligió proteger a Viviana de las llamas con su cuerpo.

Y mientras el valiente perro no sobrevivió al incendio, Viviana sí lo hizo. Ahora continúa su larga recuperación después de sufrir quemaduras graves y entrar en coma tras el trágico incidente.

Amigos y familiares han creado un Fondo GoFundMe para ayudar a Erika a reconstruir su vida después de haber perdido todo y para pagar las facturas médicas de Viviana.

Facebook

Menos mal que existen héroes como Polo, que hizo su último sacrificio para salvar a la gente que quería.

Por favor comparte esta desgarradora historia para homenajear a este héroe y recordar cuánto debemos apreciar a estos amigos de cuatro patas.

Publicado por Newsner. Por favor dale a me gusta.