Pareja adopta este cachorro de refugio: Llegan a casa y se dan cuenta de su gran error

A algunos les puede parecer extraño, pero hay personas a las que no les gustan nada los perros.

No puedo entender como a alguien no le pueden gustar estos amorosos, dulces y maravillosos animales – pero todos tienen derecho a tener su propia opinión.

El problema es si vives con una persona que tiene o que quiere tener realmente un perro, si tu no estás especialmente interesado en estas criaturas de cuatro patas. ¿Qué haces entonces?

En su intento de convencer a su marido Rob para comprar un perro, Sue Markham empezó a buscar varias alternativas.

Ella sabía que su marido no quería un perro grande y caro, por lo tanto comenzó a buscar un cachorro en las protectoras de perros locales.

Un día llegó a casa con un cachorro y le dijo a su marido que había comprado un perro de raza Jack Russel. Pero era una verdad a medias…

Youtube

Su marido no quería un perro grande en casa y por ello Sue convenció a este para comprar un perro de tamaño pequeño.

Y como era un ”Jack Russel” el perro no crecería especialmente mucho.

Pero los días pasaban y su nuevo amigo, a quién le pusieron el nombre Yogi, solo crecía y crecía.

Y resultó que el perro en realidad era un Gran Danés. El marido Robert Markham no tenía ni idea de que un futuro gigante iba a tomar gran parte de sus vidas.

Pesa casi más de 90 kilos

Robert ya estaba muy apegado a su enorme amigo y no se enfadó ni se enojó. Yogi se había ganado su corazón.

Yogi no solo es un perro grande, sino que es muy grande para su raza. De media un Gran Danés pesa alrededor de 70 a 90 kilos y Yogi pesa ya más de 90 kilos.

Yogi alcanza los 2,10 metros cuando se sienta en sus patas traseras.

”Creía que un perro grande nos daría mucho trabajo y provocaría muchos problemas. Nosotros solo tenemos una pequeña sala de estar”, comenta Rob a Daily Mail.

”Y pensé: ‘¿Qué problema puede dar un Jack Russell?’. Pero cuando tenía cinco meses era más grande que todos los Jack Russell que había en el parque. Su enorme lengua colgaba de la boca y su cola era como un bate de béisbol.

Come carne de cangrejo y salchichas en el desayuno

En realidad es igual de grande que un poni. Y lleva de hecho una chaqueta que se les pone a los caballos cuando hace frío.

Yogi está muy consentido en estos momentos.

Gastamos casi 220 dólares al mes en comida y cada día toma cuatro porciones de carne de cangrejo y salchichas. Yogi tiene su propio sofá cuando mira la televisión.

Youtube

”Nuestro oso es un miembro más de la familia. Él mismo se cree que es una persona. Se sienta en su propio sofá y mira la televisión con nosotros. Él es muy protector al respecto. Si entra un extraño, no le dejará sentarse en su sofá”.

A la única “persona” que permite sentare en su sofá es a Toffee, el gato de un viejo vecino. El gato visita a menudo la casa de Sue y Robert solo por encontrarse con Yogi.

¿Comparte a este maravilloso perro con tus amigos y familia en Facebook! 

 

Leer más sobre