Veterinario del terror despedido: 200 perros ”gritaron de dolor ” al ser sacrificados

Tener que sacrificar a tus fieles amigos es una decisión que todos los dueños de perros temen. Pero por la edad o por una enfermedad o lesiones, tomar este tipo de decisión puede ser la correcta. Es importante que uno se sienta seguro y en confianza con su veterinario, que sepamos que cuando uno sacrifica a su mascota lo hace sin dolor ni  sufrimiento. Sin embargo, un veterinario que ha utilizado métodos poco menos que cuestionables ha sido despedido

Se trata del veterinario británico John Hendrie Smith, de 89 años de edad, sospechoso de haber sacrificado a más de 200 perros provocándoles gran sufrimiento. El veterinario parece que utilizó un método ya obsoleto, clavándoles a los perros una inyección en el corazón al sacrificarles, comenta The Times.

Este método provoca un terrible sufrimiento en los perros y un testigo comenta que los animales  “aullaron de dolor”

El veterinario John Hendrie Smith parece que incluso no utilizó un bozal, que es lo común dentro de este campo, sino que ató el hocico de los perros con una correa.

Gritaron de dolor

Rachael Roberts cuenta que cuando trajo a Bounce su perra pastor alemán, escuchó como el animal gritaba de dolor al ponerle la inyección.

– Fue horrible. La perra aulló para mi como si fuera una eternidad. Nunca jamás escuché antes a un perro emitir un sonido igual, cuenta a The Times.

Ahora el veterinario está suspendido

Una investigación en curso demostró que el veterinario John Hendrie Smith ha venido utilizando este doloroso método con 200 perros. Incluso él mismo ha confesado que muchos perros “gritaron” de dolor en el momento de su muerte.

Ahora su licencia como veterinario ha quedado en suspenso.

¡Terrible! Comparte para llamar la atención de que métodos así no se pueden usar. 

hundar, veterinär, avlivade, skräckveterinär