Desde la calle parece una casa normal, pero por dentro se esconde un secreto que me deja muda

Mudarse a un asilo de ancianos o a algún tipo de residencia especial no es fácil. Un requisito fundamental es que sea un sitio acogedor y que la persona que se mude se sienta como en casa.

Una residencia para enfermos con demencia en los EEUU ha querido renovarse y buscar un nuevo estilo. Y ahora su cambio es admirado en todo el mundo.

La idea de llegar a ser un lugar acogedor ha tenido mucho éxito entre sus pacientes – y entiendo realmente el motivo.

 

Fuente de la imagen: Facebook/Lantern of Saybrook

“Lantern of Cagrin Valley” se encuentra en Ohio, EEUU.

Y es una de las tres residencias especializadas en enfermos con Alzheimer y demencia. Y ha sido elogiada por personas de todo el mundo.

Fuente de la imagen Facebook/Lantern of Saybrook

Como una sociedad de los años 50

Desde fuera parece una residencia normal, con ventanas y puertas de una casa normal. Pero los dueños han querido que sus pacientes en su interior se encuentren como en su propio hogar.

La residencia ha sido diseñada con pequeñas casas, un sendero para caminar que se asemeja a un diminuto campo de golf, ¡creándose una atmósfera de los años 50!

Fuente de la imagen: Facebook/Lantern of Saybrook

Una de las cosas que me ha llamado la atención son los fantásticos detalles de las casas, por ejemplo los colores que eran tan populares en aquella época. Realmente es un lugar único para vivir.

Las luces del techo utilizan una óptica especial, lo que hace que se vea como la luz del día y el techo se vea con un cielo azul brillante. El suelo está pintado de verde como la hierba y de los altavoces se puede escuchar el sonido de los pájaros.

Fuente de la imagen: Facebook/Lantern of Saybrook

Ayuda a los pacientes a recordar

Su dueño Jean Makesh cuenta que si los pacientes de Alzheimer vivieran en un hotel de lujo no habría nada que les ayudara a recordar porque no vivían así cuando eran jóvenes.

Y esta es la razón por la cual la residencia está diseñada de esa manera. Todo para que los pacientes recuperen su memoria gradualmente, ya que el entorno es similar al que pueden recordar.

– Todo lo que ves aquí tiene un beneficio terapéutico, un valor terapéutico, explica Jean, el dueño a News Herald.

Fuente de la imagen: Facebook/Lantern of Saybrook

En esta residencia “Lantern” los pacientes tienen la posibilidad de participar en cursos diarios donde se les ayuda a volver a aprender y recuperar los conocimientos básicos. Jean Makesh espera que la adaptación ayude a los pacientes a mejorar y pueda ver cambios positivos en su comportamiento y memoria.

– “Les ayudo a recuperar su recuerdos al crear esta cápsula del tiempo, pudiendo a abarcar todo lo que se encuentra a su alrededor, explica Jean.

¡Me parece fantástico!

¡Comparte este artículo si tú también piensas que esta residencia es una buena idea!