Jugadoras de fútbol se paralizan durante partido cuando todos oyen sonido inconfundible

Los equipos de Great Falls High y CM Russell juegan la mayoría de sus partidos en casa en el estadio de fútbol de Siebel en Great Falls, Montana, Estados Unidos.

En muchas cosas, este estadio es similar a muchos otros estadios en los Estados Unidos. Pero el estadio de fútbol de Siebel ha creado una tradición especial, gracias a su ubicación.

Después de que se publicara un vídeo en las redes sociales de un entrenamiento muy especial, que ahora se ha vuelto común en el parque esto rápidamente atrajo mucha atención.

El martes por la tarde, las chicas Bison invitaban a Butte a un juego de playoffs de clase AA.

De repente, un sonido familiar se escuchó en la distancia.

Inmediatamente, en el medio del juego 1-0, ambos equipos se quedaron inmóviles y el árbitro principal detuvo el reloj durante un minuto.

Por suerte, un espectador grabó lo que ocurrió, un gesto tan simple como poderoso.

El sonido familiar que hizo que el juego se detuviera fue en realidad el himno nacional de Estados Unidos, que se reproduce por los altavoces en la Base de la Fuerza Aérea de Malmstrom, que está directamente al otro lado de la calle del estadio de fútbol de Siebel.

Según Montana Sports, todos los días, a las 4:30 p.m., el himno se reproduce cuando se baja la bandera de los Estados Unidos.

Todas las jugadoras supieron como reaccionar: el árbitro principal decidió detener el reloj del encuentro y así los dos equipos pudieron presentar sus respetos a la bandera. Algunos jugadoras también colocaron sus manos sobre sus corazones. El público hizo lo mismo.

Normalmente, los equipos de fútbol solo entrenan cuando toca el himno, y generalmente se detienen para honrar la bandera.

El árbitro y las chicas en el campo en Siebel Soccer Park se detuvieron para honrar la bandera (Youtube)

Sin embargo, ese martes por la tarde en particular, cuando se escuchó el himno nacional, las chicas estaban en medio de un partido de fútbol.

Pero no siempre ha sido así.

La tradición comenzó cuando el entrenador de las jugadoras de CMR, Willie Pyette, se hizo cargo del programa Rustler y trasladó el entrenamiento al estadio de fútbol Siebel.

Tras convertirse en entrenador y trasladar el entrenamiento del equipo al estadio, Willie Pyette no pudo evitar ver la tradición diaria que realizaban en la base militar. Entonces decidió hacerlo parte del entrenamiento de su equipo.

Ahora, los equipos de Bison y Rustlers siempre detienen lo que están haciendo, que normalmente suele ser entrenar y se colocan hacia el este con las manos en el corazón, mientras suena el himno nacional, prestando así su respeto a la bandera.

El entrenador Willie Pyette con su hija (Facebook)

Tras honrar el himno se reanudan las actividades.

Pyette no quiere que la tradición sea vista como una declaración política, sino más bien como un respeto a los miembros de la base de la Fuerza Áerea en Malmstrom y nada más.

“Quiero que el equipo se detenga, ponga su atención y honre el himno. Todos estamos quietos y mostramos respeto.  Luego volvemos al entrenamiento.”, dijo Pyette.

Y añadió que esta tradición única continuará mientras los partidos de fútbol se jueguen por la tarde en el estadio de fútbol de Siebel.

Pixabay

El himno nacional representa las libertades de un país.

En algunos casos, en lugar de estar de pie honrando esas libertades e ideales, hemos visto como muchos han protestado contra el himno cuando han visto que el país no los representa.

Pero este no es el caso en el estadio de fútbol de Siebel, como lo vieron los sorprendidos y agradecidos espectadores del partido de fútbol.

Incluso en medio de un partido, estas jugadoras de fútbol recordaron lo que es realmente importante: mostrar respeto por el himno nacional y la bandera que honra a las personas que lucharon por la libertad de todos.

¡Comparte esta historia en Facebook!