Adolescente de 17 años se suicida después de unas vacaciones esquiando: Cuando su padre encuentra su diario secreto se derrumban

Alexandra Valoras, de 17 años, externamente parecía que se encontraba bien y tenía éxito.

Era una estrella en la escuela, tenía las notas más altas, muchos amigos y todos la querían en casa.

La joven no expresó nada sobre su angustia interior, salvo en su diario secreto.

Desgraciadamente lo encontraron cuando era demasiado tarde.

La historia de la vida de Alexandra Valoras es desgraciadamente más terrible de lo que se sabía.  

Unas semanas después de unas vacaciones esquiando con la familia, arregló su habitación y se marchó sin hacer ruido mientras su familia dormía, una mañana, temprano, en un frío lunes de marzo.

Alexandra comenzó a andar por al autopista en Grafton, Massachusetts.

Nadie sabe cuáles fueron los pensamientos de esta joven de 17 años, pero Alexandra decidió quitarse la vida saltando de un puente, y estrellándose contra el suelo.

Alysia Deveres Valoras

Sus padres, Alysia y Dean, Valoras, se asustaron muchísimo en cuanto descubrieron que Alexandra no estaba en su cama la mañana de un lunes 19 de marzo. Esta adolescente de 17 años siempre había sido muy responsable.

Cuando sus padres no la encontraron, buscaron pistas sobre su paradero a través del GPS de su teléfono.

La primera de las señales venía del puente de la autopista, explica Dean, el padre de Alexandra.

”Me incliné y miré abajo y entonces la vi”  cuenta el padre a Boston Globe

La hermana encontró el diario en el puente

“Esperaba encontrar calor. ¿Entiendes? Pero no había nada de calor, no había nada. Todos los coches continuaban conduciendo. Mi hija estaba tirada al otro lado de la carretera y nadie la vio. Estaba fria”.

En el puente, al lado de donde había saltado Alexandra, había signos de la joven. Fue Emily, la hermana pequeña, la que encontró las cosas de Alexandra.

Sus zapatos de invierno, su chaquetón morado, su botella de agua verde cubierta con pegatinas. Y los dos diarios.

Y 200 hojas llenas de desprecio y desesperación. Alexandra había escrito cosas como: “estás rota”, ” eres una carga” ,” eres perezosa”, “eres un fracaso”.

The Codey Fund for Mental Health

“Siempre había mucha alegría en todo lo que hacía y esto no coincidía con lo que había en ese diario”, dice la madre Alysia Valoras.

Nadie entendía de dónde venían esos pensamientos negativos.

“Este libro es mi jardín. Yo no crezco mucho. Muchas malas hierbas lo oscurecen. El terreno es rocoso”, escribió Alexandra.

Fue un duro y desesperado contraste con la chica a la que los padres conocían. Alexandra tenía varios amigos y les comentaba con frecuencia la confianza que tenía con sus padres.

Parecía muy feliz, tenía la máxima calificación en todas las materias, era incluso representante en el consejo de alumnos y tenía muy buena relación con los adultos.

La cifra más alta en 40 años

”Parecía imposible pero la realidad era diferente. Porque estaba escrito ahí”, dice su padre Dean.

El suicidio de adolescentes es casi una epidemia en los EEUU, y cuando se trata de chicas de la edad de Alexandra, la cifra es la más alta de los últimos 40 años, escribe CBS.

El suicido es la segunda causa de mortalidad entre los jóvenes de 15 a 24 años, tanto entre las chicas como entre los chicos.

Por ello la familia de Alexandra cree que es muy importante hablar sobre ello. Los padres comparten su dolor públicamente con la esperanza de que esto pueda reducir el número de suicidios.

Dean y Alysia han realizado varias entrevistas y compartiendo la historia de su hija esperan que otras familias puedan mitigar el dolor de un trauma así.

Legacy.com

”Hay muchos otros chicos como ella, muy responsables y equilibrados”, cuenta Alysia Valoras.

En su última anotación en el diaro, unas horas antes de suicidarse, Alexandra escribe:

”No seas tan duro contigo mismo solamente porque no vistes las señales de advertencia”.

Un último adiós

¿Quizás era este un último saludo a sus padres?

En verano, un día después de que Boston Globe publicara la historia de la muerte de Alexandra, Dean y Alysia encontraron un mensaje en su puerta.

En el papel ponía: ”Vuestras palabras en el artículo sobre Alexandra han cambiado realmente toda mi vida, ahora sé que hay familias que hablan con sus hijos de sus problemas psicológicos”.

”Esto me hace pensar que al menos su muerte no fue en vano”, dice Alysia. ”Ella tiene una gran influencia y eso me hace sentir bien”.

Facebook / Roger Trahan

Desgraciadamente el caso de Alexandra no es ni de lejos el único. Parece que los casos de suicidios entre los adolescente han aumentado bastante en muchos países.

El suicido es algo terrible.

Pero escribiendo sobre el suicido y hablando de los problemas psicológicos, esperemos que el número de casos se reduzca. 

Comparte este artículo sobre la historia de Alexandra en Facebook, para tratar de ayudar en la medida de lo posible.