Anciano de 97 años, visita el mismo restaurante cada día cuando el personal decide darle algo extra con la comida

Un hombre, Doug, de 97 años hace lo mismo cada día: visita el restaurante de comida rápida Arby y siempre pide el mismo menú.

No pasaba ni un día en el cual los empleados del restaurante de comida rápida no veían al amante de la carne entrar al establecimiento pidiendo su pedido “regular”.

El personal fue conociendo a Doug con el tiempo y querían seguir conociéndolo más y más.

quiere saber más sobre el veterano de la Segunda Guerra Mundial que les visita cada día.

Cuando escucharon su historia se enteraron de que era un veterano de guerra de la Segunda Guerra Mundial, y un día descubrieron más sobre este anciano e  hicieron algo tan especial que conmovió los corazones de toda una nación.

 

A los 97 años de edad, Doug sabe lo que le gusta. Él siempre ordena la misma comida. Un trozo de roast-beef slider con patatas y su bebida favorita: coca-cola sin hielo.

Debido a que el hombre se ha convertido en alguien imprescindible en el restaurante de Chandler, Arizona, algunos empleados decidieron que querían saber más sobre él.

Los empleados tomaron un momento de sus ocupadas vidas para sentarse junto a Doug y le hicieron algunas preguntas puntuales:

“Hola Doug queríamos saber porque siempre vuelves a este establecimiento de comida rápida Arby, comenta Fox 7.

Aunque el personal esperaba una respuesta que fuera divertida (como por ejemplo que le encantaba la carne del restaurante), Doug hizo un comentario que recordó a los empleados lo corta que puede ser la vida y lo importante que es apreciar cada pequeña cosa que tenemos,– mientras estemos con vida ya que mañana pude que no estemos.

El anciano dijo que el restaurante de Chandler Arby era “el único lugar donde podía conseguir un sándwich  o cualquier otra cosa que no le hiciera daño a su estómago”.

Por sus problemas de estómago, Doug pide siempre lo mismo y se sienta en la misma mesa a comer.

El empleado Travis Coye cuenta: “Él tiene un desorden estomacal. Y desafortunadamente es lo único que puede comer”.

La gerente del restaurante Christina Garnage, contó a las noticias en Fox:

“Viene con un andador y tan pronto como lo vemos venir corremos a las puertas para sujetárselas”.

Shutterstock

Christina dijo que había comenzado a trabajar en el restaurante hacía unos 32 meses – Doug comenzó a formar parte de su rutina diaria poco después.

Christina comentó que  Doug visitaba el mismo restaurante Arby todos los días durante más de dos años.

“Ha pasado por mucho al ser veterano de guerra, estuvo en una residencia porque no tiene familia”, cuenta esta mujer.

El personal decidió hacer algo por Doug, y entonces le dieron una tarjeta regalo por valor de 200 dólares.

Llamada día y noche

“Estaba en shock, apenas podía decir nada”, comenta otro gerente del restaurante.

Como Doug no tiene su propia red de apoyo familiar, el personal le dio sus números de teléfono para que los llamara en caso de urgencia, día o noche.

Incluso le llevaría su comida favorita a su casa, si él no pudiera ir al restaurante.

Pero ahora el gerente había hecho una oferta que Doug no podía rechazar: Arby decidió ofrecerle a Doug comida para toda la vida, que se activará una vez que use esa tarjeta de regalo.

También un oculista local se pasará por el restaurante para ofrecerle a Doug una revisión gratuita de ojos y gafas.

Doug ha sido olvidado y se quedó muy solo, pero el restaurante de Arizona Arby ha hecho lo que el gobierno debería haber hecho hace mucho tiempo: ¡lo adoptaron como parte de su familia!

¡Qué maravilloso gesto para esta persona tan mayor y que ya está solo. 

Nos honra ver que alguien cuida a un anciano y le de comida gratis, algo que muchos más ancianos se merecen.

Espero que esta historia inspire a otros a hacer cosas similares por los ancianos solos. ¡Por favor comparte este artículo en Facebook si estás de acuerdo!