Anciano muere de repente, luego vecinos hallan bolsas en su casa con cosas que pertenecen a su hija

Conocer a los vecinos puede ser divertido, pero también puede ser difícil. Algunos son algo tímidos y no están por la labor de dejar entrar a “desconocidos” en sus vidas, otros sin embargo te invitan a cenar una vez a la semana.

De todas formas siembre es bueno tratar de conocer a los vecinos y saber cómo son los que viven cerca. Y así era en esta familia, que tenían como vecino a un hombre mayor llamado Ken Watson.

Este hombre de 87 años murió de repente, pero lo que salió a la superficie tras su muerte es algo fuera de lo normal. Resultó que tenía en casa una serie de cosas que pertenecían a la hija de dos años de la familia.

 

Ken Watson de 87 años no era un hombre común. En su vida, siempre estuvo fuera emprendiendo muchas aventuras, por ejemplo saltó en paracaídas cuando tenía 85 años.

 

Fuente de la imagen: Facebook/CBS

La mayoría pensó que éste seria el último titular entorno a la vida de Ken. Pero estaban equivocados, incluida su propia familia.

Ken Watson, el nuevo vecino de la familia

Ken era el vecino de Owen y Caroline Williams. Cuando se encontraron por primera vez, se gustaron desde el primer momento – y esto por la hija de la familia Cadi de dos años de edad.

El anciano de 87 años adoraba realmente a la pequeña, y entre ellos surgió un vínculo muy especial. Pero en octubre del año pasado llegó la trágica noticia. Ken murió de repente.

Owen y Caroline sintieron tristeza por él y su familia. Además, Cadi que no entendía mucho lo que ocurría, perdió también un buen amigo.

Murió de repente – pero escondía un secreto

Lo que nadie sabía era que Ken se llevó a la tumba un secreto. Un secreto que se iba a descubrir y enamoraría a todo el mundo.

Ken sabía, por su edad, que no iba a ver crecer a Cadi. Por lo tanto decidió asegurarse de que Cadi lo recordara incluso después de su muerte, y había escondido algo en la casa.

Fuente de la imagen: Twitter/OwsWills

Unos días después de su muerte, la hija del anciano visitó a Owen y a Carolina. Tocó la puerta y al abrir vieron que llevaba una gran bolsa de plástico. Al principio Owen pensó que necesitaba ayuda para tirar cosas. Pero parece que Ken había preparado algo muy bello para Cadi.

Compró un regalo de navidad para Owen

Ken había comprado 14 regalos de navidad, uno para cada año hasta que Cadi cumpliera 16 años.

Owen apenas sabía qué hacer y la familia se sintió increíblemente agradecida con su vecino de buen corazón.

Owen decidió contar la historia en Twitter – y esto hizo que todo el mundo reaccionara.

Había no obstante un problema. El paquete no tenía ni fecha ni instrucciones, y no sabían por lo tanto que paquete debían abrir cada año.

Abrir uno por año

Owen le preguntó a todo el mundo, en Twitter, que les aconsejaran si debían abrir todos directamente o si debían abrir uno por año, como Ken había planeado.

Casi 67 000 voces dejaron sus comentarios y la mayoría opinó que debían mantener el plan de Ken intacto: se debía abrir un paquete cada año.

Le entregaron su primer paquete

En diciembre del 2018 Cadi pudo abrir su primer paquete. En éste había un lindo peluche.

En un momento en el que no siempre conocemos a nuestros vecinos, esta maravillosa historia me da esperanza de un futuro. Existen aquellos que realmente se preocupan por sus semejantes – y sobre todo nos enseña que realmente hay gente maravillosa entre nuestros vecinos.

Seguramente Cadi se acordará de Ken el resto de su vida, una persona de buen corazón.

Por favor, comparte este artículo para elogiar el maravilloso gesto de Ken con esta pequeña.