Cliente grosero exige letrero advirtiendo de personal discapacitado: Mira el contraataque del restaurante

Amanda Cartagine es más que la dueña de un restaurante. ¡Es madre de un niño que tiene necesidades especiales, una importante ciudadana de su comunidad y una muy comprometida empresaria!

¡Y por eso era obvio que reaccionara de inmediato – cuándo se enteró de que uno de sus empleados había sido acosado por un grosero invitado!

Posted by Amanda Skelton Cartagine on Tuesday, 2 October 2018

”Los clientes siempre tienen la razón” – es la respuesta típica que suele oírse dentro del sector servicio. Y suele utilizarse para suavizar el problema.

Pero obviamente no es cierto. No siempre, en todo caso. Y esto es un claro ejemplo de eso.

Amanda se disgustó mucho al oír lo que había sucedido dentro de su propio restaurante, Pizza Inn.

Y tomó una rápida decisión adoptando medidas ante un grosero cliente que había sido grosero con uno de sus empleados. ¡Fue tan grosero que se avergonzó de quien era!

Foto: Youtube

Amanda es madre de un niño con síndrome de Down. Sabe que la gente con discapacidad necesita más tiempo y más apoyo para aprender sus tareas laborales. Pero cuando las aprenden, entonces no existe ninguna limitación y estas personas pueden sorprendernos con lo lejos que pueden llegar en sus trabajos.

Amanda en su empresa, ha contratado a varias personas con discapacidad, siendo una fuente de inspiración para muchos.

– Nosotros los padres con hijos con necesidades especiales, sabemos lo difícil que es romper barreras. Tenemos que enseñar a la gente que nuestros hijos son iguales que los demás…dice en un entrevista para WYFF News.

Y continua:

– Cuando tienes la paciencia de dejarlos aprender a su ritmo, y ellos lo han comprendido todo, son imparables.

Foto: Youtube

Y como una madre hubiera reaccionado, Amanda trató de proteger a sus empleados. Como si fueran parte de su familia.

Un día normal de trabajo, Amanda escuchó que un cliente había tratado a uno de sus empleados con desprecio – y eso la llenó de ira.

¿Qué había pasado?

El cliente le había pedido a este empleado que llenara su plato de la ensalada que tenía en el buffet del restaurante. Pero como este empleado no había sido entrenado para hacerlo, no pudo ayudarle. Cada empleado es responsable de una parte del restaurante, y la parte del buffet era responsabilidad de otra persona.

El cliente manifestó sus objeciones sobre la manera en que Amanda dirigía el restaurante.

”Mi jefe le explicó la situación anteriormente. Este no es el trabajo de ese empleado. Le hemos enseñado a hacer otras tareas y las circunstancias son especiales”, explicó Amanda.

Pero desgraciadamente la situación no terminó aquí.

Antes de que este desagradable cliente se fuera enfurecido del restaurante, gritó que el Pizza Inn debía colocar un letrero en la puerta – que “advirtiera” a los demás que en el restaurante había empleado “discapacitados”.

Y esto es precisamente lo que Amanda hizo  – a su manera…

Foto: Youtube

En el letrero ponía:

”¡Estamos muy orgullosos de ser un empresa que contrata a TODOS los hijos de Dios!”

Amanda explicó que estaba enojada y quería demostrar que siempre apoya a sus empleados en todo momento.

– Ellos son como mis hijos, y esta situación me enoja. Quería hacer algo que sin ser desagradable pudiera mostrar mi punto de vista, dice Amanda.

Debo decir que realmente apoyo a Amanda y admiro su decisión y manera de dirigir el restaurante. Me gustaría que muchos más fueran como ella. 

Si tú también piensas que Amanda hizo lo correcto dale a compartir y elogia su actuación en los comentarios!