El ladrón se robó el estacionamiento caro y se negaba a devolverlo – nunca se olvidará de la venganza

La gente pude ser muy creativa cuando se trata de manejar a las personas que conducen y no muestran respeto.

Cuando este grosero hombre de Londres se “robaba” el mismo sitio de estacionamiento cada día el dueño  sintió que el “ladrón” tenía que aprender una lección.

El ladrón no solamente se paraba en el estacionamiento todos los días, el hombre también ignoraba todo lo que el dueño del puesto le decía.

Ya entenderán que la persona que pagaba cientos de dólares por el parqueadero no estaba muy contento con su “visitante desconocido”.

Así que él decidió planear una venganza muy buena – y puedo decirles que lo logró muy bien.

 

Flickr/Timo Newton-Syms

Hay un sitio especial en el infierno para la gente se roba los sitios de estacionamiento, pero este hombre lo llevó a otro nivel…

No solamente repitió su “crimen” todos los días, el “ladrón” también ignoró todas las advertencias que le hicieron.

Pero pronto, el dueño ”Goalnado” se inventó un plan y esto es lo que escribe en Reddit sobre lo que ocurrió:

”Yo pensé que por fin iba tener tiempo de escribir esto, como esta historia épica sobre la idiotez se acaba de terminar. 

Trabajo para una pequeña empresa, en una zona muy animada del norte de Londres. Detrás de nuestro edificio hay un espacio de estacionamiento muy pequeño donde caben 8 autos, distribuidos uniformemente entre nosotros y una empresa cercana. Tenemos que pagar aproximadamente 1600 dólares al año para reservar uno de los puestos. No es un problema, porque conducir es una parte importante de nuestro trabajo y salimos y entramos de la oficina varias veces al día. Los estacionamientos son controlados por otra empresa, pero debido a que es una empresa pequeña y porque siempre están los mismos 8 autos, es muy raro que lleguen y mirar los puestos.

Hace aproximadamente 7 semanas un vehículo desconocido comenzó a pararse en el estacionamiento. Todos los días.Siempre en mi puesto.

Inmediatamente comencé a dejar mi auto justo detrás del vehículo anónimo y le impedí salir. Sin embargo estaba listo del trabajo antes que el idiota que se estacionaba en mi lugar. Por lo tanto nunca conocí a la persona y nadie vino a pedirme que moviera mi auto. Dejé varias notas en el auto y le pedí al propietario que me llamara, pero no escuché nada y muchas veces encontraba las notas en el suelo.

Después de aproximadamente 10 días había perdido la paciencia y comencé a hacer un plan para vengarme bien. Iba a llamar a la compañía de estacionamiento para que le pusieran una multa (tienen nuestro número de registro así que saben que autos pertenecen al parqueadero). Pero no pensé que el castigo fuera suficiente.

Recordé que uno de mis colegas iba estar en la casa dos semanas cuidando a su hijo y mi hermano iba ir a Canadá el fin de semana e iba estar allá durante un mes. Así que iba a tener dos autos y un espacio extra de estacionamiento.

Entonces que esperé lo que más pude el viernes por la noche antes de estacionar el auto de mi hermano justo detrás de mi puesto. De esa forma bloqueó el auto que estaba en mi puesto. Luego llamé a la compañía de estacionamiento y les di el número de registro de mi hermano, para asegurarme de que su auto se quedara y no recibiera una multa. También mencioné que había un Ford Fiesta Zetec rojo que había estaba estacionado ilegalmente en nuestro parqueadero durante varias semanas y que deberían ir allí el lunes para ponerle una multa.

Y cuando llego al trabajar el lunes veo a un hombre extremadamente molesto y sudoroso que le está gritando al guardia del parqueadero, pues le habían puesto una multa. Como el hombre no podía mover su auto estaba furioso porque le habían puesto una multa. Le dijeron que el auto que lo estaba bloqueando tenía el derecho de estar allí, así que no importaba que no pudiera moverse, porque en primer lugar se había estacionado ilegalmente. Ahora le habían puesto una multa de unos 100 dólares. En este momento luché mucho para no reírme. Luchaba para no mostrar lo contento que estaba cuando el hombre enojado me preguntaba si sabía quién era el dueño del auto de mi hermano. Y bueno, desafortunadamente no sabía eso…

Le dijeron al hombre que no había ninguna compañía de estacionamiento que podía hacer nada con el auto que lo estaba bloqueando, como ese tenia todo el derecho de estar ahí. Él mismo tenía que buscar al dueño y pedirle que moviera el auto (jaja, buena suerte). Yo seguí aparcando en el puesto que quedó vacante cuando mi colega estaba en la casa con su hijo y no pensé mucho más en eso hasta la mañana siguiente.

Cuando entré al parqueadero vi al mismo hombre discutiendo con otro guardia. Le pusieron otra multa de unos 100 dólares y aunque la guardia era más amable con él le dijo que tenía hasta el jueves (dos días) para mover el auto. Llegó el jueves y le pusieron otra multa de 100 dólares.

El auto permaneció en el mismo lugar durante un mes y los guardias llegaron mínimo 18 veces, lo cual significa que en total tenía una multa de unos 2000 dólares (probablemente era más). El hombre estaba en nuestra oficina todos los días y preguntaba si habíamos visto al dueño. Él nos aseguró que cuando descubriera quién era le “iba a hacer la vida un infierno”. Todos en el área sabían exactamente lo que había pasado así que era una verdadera lucha no reírse cuando el hombre venía a preguntar si habíamos escuchado algo nuevo sobre el dueño del auto.

Incluso cuando mi colega regresó dejé el auto de mi hermano en el puesto y yo estacioné mi auto a 10 minutos del parquadero, solo para asegurarme de que el “ladrón” recibiera lo que se merecía. No me importaba que fuera incómodo para mi, solo estaba interesado en la venganza.

Mi hermano regresó de Canadá ese fin de semana, al final tuvimos que mover el auto el domingo por la noche cuando supimos que el tipo no iba a estar allí.

Llegué al trabajo el lunes por la mañana y el auto ya no estaba ahí. Ahora es jueves y todavía no estado aquí, así que quizá  aprendido su lección.

¿El dueño del puesto de estacionamiento hizo lo correcto? ¡Si quieres puedes compartir el artículo en Facebook y comentar lo que opinas!