Mujer oye gritos desesperados en cementerio – mira de cerca entre 2 tumbas y lo que descubre la deja helada

Cuando uno visita un cementerio, lo último que espera es que va a acabar salvando una vida. Pero la vida es así de paradójica e incomprensible, y es que a veces la vida se impone a la muerte gritando a pleno pulmón, como hizo el pequeño protagonistas de esta historia que me ha dejado conmocionada.

bebé abandonado Filipinas
Fuente de la foto: Youtube

Una mañana, en un cementerio de Filipinas de Quezon, un desgarrador llanto llamó la atención de unos visitantes.

Alarmados, siguieron el sonido del llanto para tratar de descubrir de qué se trataba. Miraron por todas partes, y al final, entre dos tumbas, encontraron algo que los dejó en shock.

bebe abandonado
Fuente de la foto: Youtube

Era un bebé, de tan solo dos meses de vida, que gritaba con todas sus fuerzas. Hacía frío y el lugar estaba plagado de ratones y perros que rondaban al niño, pero gracias a los gritos del pequeño, pudieron encontrarlo.

“Un vecino encontró al niño cuando lo oyó llorar. Corrió de vuelta a su casa en busca de ayuda y un grupo de personas fue a recoger al bebé” contóÁngel Castillo, un vecino del lugar, según Daily mail.

bebé abandonado
Fuente de la foto: Youtube

Los vecinos lo llevaron rápidamente al hospital, allí les dijeron que el pequeño se encontraba bien, a pesar de haber pasado una gran cantidad de horas abandonado y solo en la noche fría a la intemperie.

Se cree que fue dejado abandonado entre las dos tumbas del cementerio la noche anterior.

Tras hacerse público el hallazgo, una señora, llamada Gloria Pérez, identificó al bebé como su nieto. Gloria dijo que la responsable del abandono era su hija, Lara Sentillas. La policía fue de inmediato a arrestar a la madre del bebé.

bebé abandonado
Fuente de la foto: Youtube

El director regional de la policía de Calabarzón, Guillermo Eleazar, ha declarado que la madre se enfrenta a cargos criminales por violar la ley nº 7610 contra el abuso infantil.

Mientras se resuelve el asunto, el bebé se encuentra en buenas manos al cuidado de las autoridades locales.

Pase lo que pase, mi único deseo es que el bebé se encuentre bien y tenga en el futuro un hogar con el amor que se merece. ¡Y un gran ‘me gusta’ para estos héroes que salvaron a este pequeño de morir de frío y devorado por las ratas en el cementerio!