Foto desgarradora de hermano que se despide de su hermanita moribunda conmueve hasta las lágrimas

”Un niño no debería nunca tener que despedirse de su compañero de juegos y su mejor amigo. Su hermana pequeña”

Son las palabras de un padre Matt Sooters que ha emocionado al mundo entero hasta las lágrimas.

La familia Sooter del Estado de Arkansas en EEUU ha sufrido una enorme tragedia cuando su hija de 4 años, Adalynn Joy Sooter, murió de una modalidad inusual de cáncer, escribe Washington Post.

El mundo de la familia Sooter dio un completo giro en noviembre del 2016. Los médicos les dieron una terrible noticia sobre el trágico destino de su hija Adalynn Joy, a quién llamaban cariñosamente Addy. La niña fue diagnosticada con Glioma pontino intrínseco difuso (GPID). Addy vivió un año y medio antes de que los síntomas empeoraran.

El padre escribió sobre este duro periodo de la familia en una publicación en Facebook.

Gepostet von Matt Sooter am Samstag, 2. Juni 2018

“Ayer se despertó con su yo juguetón y cariñoso. Pero al mismo tiempo mientras por momentos vemos su juguetona y divertida personalidad, ella ya no puede ni comer ni tragar. Duerme la mayor parte del tiempo y está ingresada en el hospital”, escribe el padre Matt en Facebook.

El hermano mayor no quería separarse de su hermana

En una muy emotiva y desgarradora publicación, pedía a todos los amigos y parientes que querían darle su último adiós a la niña se pusieran en contacto con ellos. Matt escribió que todos aquellos que querían pedir por su hermano mayor, Jackson, podían hacerlo. El hermano mayor no quería separarse de su hermana, y la familia no quería obligarle a hacerlo. Por ello, le dejaron estar junto a su hermana hasta el último minuto.

Tan solo unos horas después de la publicación del padre Matt sobre la tragedia de la familia, su pequeño ángel se durmió para siempre, con tan solo cuatro años.

“Echamos de menos a nuestra pequeña, pero estamos contentos de que no tenga que seguir luchando y sufriendo” escribió el padre al día siguiente.

La familia compartió los últimos días con su hija en el hospicio Circle of Life, donde se atiende a las personas en el último tramo de su vida. El personal, por supuesto, también estaba conmovido por la historia de la familia.

”En estos difíciles momentos nuestro personal está absolutamente comprometido a cuidar a cada paciente y a los miembros de su familia. Es un honor para nosotros cuidar a esta muy querida familia”, escribió el personal por Facebook tras el trágico desenlace.

El cáncer infantil es una de las cosas peores que existen. Y no se suele concienciar lo suficiente de lo importante que es la investigación del cáncer. Deberíamos recordárnoslo cada día, porque creo que todos seguro tenemos a alguien cercano afectado por esta terrible enfermedad. 

Descansa en paz, pequeño ángel.