Madre publica foto de su hija llorando – cuando me entero de la razón me hierve la sangre

Ver a un niño sufrir es lo peor. Y si ese niño o niña es tu hijo o hija, aún más. Y si encima el motivo es el acoso de otros niños, ya me quedo sin palabras.

Esta mamá se hartó de ver sufrir a su hija por el acoso al que la sometían unos compañeros y tomó una rotunda decisión.

Fuente de la foto: Facebook

Aimee Johnson  es una madre de Louisburg, en Carolina del Norte (Estados Unidos), que ha decidido publicar en su página de Facebook unas desgarrados imágenes, de su hija de 9 años, llorando. ¿La causa? El sufrimiento que le causa el acoso al que la someten tres niños en el autobús del colegio, según publica Telecinco.

Y como a la tercera va la vencida, esta mamá ha decidido que era hora de hacerlo público:

“¡Esto no está bien! Mi hija lleva siendo acosada en el autobús, desde que nos mudamos a Louisburg, por 3 niños. Esta es la tercera vez que usan la violencia física en 4 meses. ¡Ya basta! ¡Esta vez le quitaron su botella de agua y le golpearon la cabeza con ella! La llamaron “fea” y “tonta”, escribe Aimee Johnson, y añade:

“La primera vez me dijeron que las cámaras captaron lo ocurrido y que la directora del departamento de transportes iba a tomar medidas… ¡Nunca lo hicieron!”.

Esta madre tiene un rotundo mensaje para los padres

Ahora esta madre tiene un rotundo mensaje para los padres: “Enseñad a vuestros hijos a no golpear a las mujeres! ¡Punto!”, y añade:

“¡Esta es la razón por la que muchas chicas se suicidan! ¡Son acosadas! ¡Y no voy a permitir que esto le ocurra a mi hija otra vez!

This is NOT ok! My daughter has been bullied on the bus since we moved to Louisburg, continuously by the same 3 little…

Posted by Aimee Johnson on Friday, 23 February 2018

En una actualización de su publicación, el 28 de febrero, la madre muestra su enfado con la directora por no haber actuado en cuanto informaron del caso. Pero afortunadamente, tras su potente publicación, las autoridades se involucraron en el caso y están ayudando ahora a solucionarlo.

“La madre añade que: “Aún hoy ver las imágenes me parte el corazón. Y mando mis bendiciones al niño que corrió a la parte delantera del autobús para contarle al conductor que mi hija estaba siendo agredida. ¡Eres un héroe, seas quien sea! También mando mis bendiciones al conductor por tomar medidas inmediatamente.”

Para esta madre no tuvo que ser nada fácil hacer públicas las imágenes de su hija llorando, pero el motivo lo merecía.

Este tipo de violencia tiene que parar. ¡Comparte, por favor, para mostrarle apoyo y que esta violencia absurda pare!