Gemelos diminutos nacen en la semana 24 y sobreviven contra todo pronóstico – así se ven hoy

Cuando Luci Hall y Joseph Baker esperaban gemelos en 2017, los médicos dijeron lo último que una mujer embarazada quiere oír: que debían prepararse para lo peor. Luci dio a luz a los niños en la semana 24 de embarazo, y hay una gran posibilidad de que los niños que nacen tan pronto mueran o tengan discapacidades. En Reino Unido, de donde son Luci y Joseph, el aborto está permitido en esa semana si hay riesgo de complicaciones.

Cuando Luci estaba en la semana 12 de embarazo, supo que ella y Joseph esperaban gemelos, un mensaje que hizo feliz a la pareja. Pero la alegría sería reemplazada por preocupación cuando los médicos descubrieron que uno de los gemelos recibía más nutrición que el otro, y que los flujos sanguíneos eran desiguales.

Luci no tuvo mucho tiempo para asimilar el mensaje ya que poco después rompió aguas, a las 24 semanas de embarazo.

“Cuando comenzaron los dolores, Joseph y yo no estábamos preparados. Todo sucedió tan rápido…”, le dice Luci a Cater News.

Cuando los niños llegaron al mundo, solo pesaban 623 gramos, y a Luci ni siquiera se le dio la oportunidad de sostenerlos cuando los sacaron ya que se los llevaron para someterlos a pruebas de inmediato.

Hasta tres horas después no vio a sus hijos.

“Harvey and Charlie are proof that a baby born at 24 weeks can survive."

Gepostet von NTD Television am Dienstag, 23. Juni 2020

Luci experimentó el amor el amor a primera vista, pero cuando los médicos le dieron su diagnóstico, sintió que su corazón se le partía.

Los médicos les dijeron a Luci y Joseph que no planificaran demasiado el futuro ya que los niños probablemente no vivirían mucho.

Demostrarían estar completamente equivocados. Aunque los niños tuvieron que someterse a muchas visitas al médico, controles y tratamientos, un año más tarde, Luci mostró a sus dos hijos felices en su Facebook. Ambos habían sobrevivido y estaban bien.

They will always be my babies 💞

Gepostet von Luci Hall am Samstag, 1. Juni 2019

Hoy, los niños tienen tres años, juegan y corren como cualquier otro niño.

“Ver lo bien que se han recuperado te hace pensar en el límite del aborto. Nunca lo he considerado antes, simplemente lo acepté”, dice Luci según  Epoch Times.

Todos los días ocurren milagros. Por favor, comparte para difundir la esperanza.

Få vårt nyhetsbrev

* indicates required