La familia se prepara para despedirse de adolescente con muerte cerebral, entonces ocurre un ‘milagro’

Taylor Hale era una chica normal de secundaria de 14 años, de Iowa, en Estados Unidos, que se divertía con sus amigos cuando ocurrió un accidente que cambiaría el curso de su vida para siempre.

Un accidente al caerse de un vehículo en el que el que iba con un amigo le dejó su cerebro seriamente dañado. Los médicos prepararon a la familia para lo peor.

Sin embargo, cuando los médicos la desconectaron de la máquina de soporte vital, sucedió algo que sorprendió a todos a su alrededor. Los miembros de su familia afirman que la “mano de Dios” la curó.

Teen Declared “Brain Dead” Awakens From Coma After a Family Friend Prays for Her

Taylor, un animadora de la escuela de escuela secundaria , había estado celebrando el primer partido de fútbol de la escuela secundaria de Waukee, en septiembre de 2011, cuando uno de sus amigos dijo que se iba. Ella y otro amigo decidieron sentarse en el capó de su automóvil en un intento de detenerlo, y ambos se cayeron.

El amigo de Taylor no resultó herido, pero Taylor sufrió lesiones graves en la cabeza y fue trasladada de urgencia al hospital donde los médicos la indujeron al coma.

Según Evolve los médicos informaron a la familia de que su cerebro había quedado muy dañado y que no se podía hacer nada más por ella. Incluso se le dijo a su familia que debía comenzar a organizar su entierro.

Comenzó a respirar por sí sola

La familia de Taylor empezó a rezar y un quiropráctico que conocía a la familia le preguntó si podía visitarlos y rezar con ellos. Estuvieron de acuerdo y este visitó a Taylor, colocando su mano en la parte posterior de su cuello mientras dirigía las oraciones pidiendo que Dios la sanara.

Cuando llegó el terrible momento de desconectar la máquina de soporte vital de Taylor sucedió algo milagroso.

“Un par de horas más tarde, el médico entró y básicamente nos dijo: ‘No sabemos cómo explicar esto médicamente, pero ella está respirando sola”, dijo la madre de Taylor, Stacy Henningsen a NBC News.

“Fue la mano de Dios quien hizo esto”, dijo el padre de Taylor, Chuck . “Eso es lo único que puede explicarlo”.

Fox News

A pesar de este milagro, los médicos dijeron a la familia de Taylor que era poco probable que volviera a caminar y que posiblemente la deberían conectar a una sonda de alimentación para toda su vida. Sin embargo, ella ha aprendido lentamente a caminar, hablar y comer de nuevo.

Según NBC News, cuatro años más tarde, en 2015, Taylor estaba preparada para graduarse en la escuela secundaria y comenzar en Des Moines Area Community College, donde quiere estudiar planificación de eventos.

“Pienso en eso con bastante frecuencia”, dijo Stacy. “Definitivamente es un milagro”.

¡Nosotros también lo pensamos! Comparte para mostrar tu apoyo a una niña que ha recorrido un largo camino y ha trabajado muy duro para recuperarse de su trágico accidente.