La madre Felicia comparte seria advertencia después de que la hija volvió a casa con quemaduras

Como padres estamos continuamente vigilando que a nuestros hijos no les ocurra nada. Esquinas y objetos puntiagudos pueden ser la peor pesadilla de cualquier padre – muchos peligros en el hogar, como los cuchillos, los productos químicos se colocan en lugares seguros fuera del alcance de los niños.

Pero aunque pongamos nuestro empeño, no podemos protegerles de todo. Es una tarea imposible. Simplemente no podemos mantener a nuestros hijos en una burbuja toda su vida. Tienen que tratar de experimentar y probar cosas nuevas, vivir la vida mientras aprenden.

Y es en este proceso cuando aumenta el riesgo de que los peligros más inesperados puedan ocurrir. Como en el caso de la madre Felicia Hillman, que le compró un par de sandalias nuevas a su hija Rosie.

 

Gepostet von Felicia Marie Hillman am Mittwoch, 13. März 2019

Según la publicación en redes sociales, la madre Felicia Hillman no había contando con los peligros que podía producirse al comprar las nuevas sandalias para su hija.

”Hace un par de semanas, le compré estas sandalias de plástico a mi hija Rosie”, escribe en Facebook. Para aquellos que no las conozcan, se trata de una sandalias muy populares en los años 90, y que apenas se han comercializado estos últimos años.

Las sandalias están hechas de plástico PVC con pequeños orificios que permiten la entrada de aire. Son sandalias baratas y coloridas, perfectas para una madre que busca zapatos nuevos para su hija.

Do not purchase these type of shoes this summer for yourself or your children they're causing blisters to the bottom of your feet badly repeat do not purchase jelly shoes for yourself or your children harmful

Gepostet von Liz Johnson am Samstag, 13. April 2019

Pero hay un peligro, y no es necesariamente obvio para las madres y los padres que están pensando en comprar nuevos zapatos para sus hijos. Porque después de solo un día con las sandalias en la escuela, Rosie llegó a casa con dolores.

”Tras usarlas un solo día en la escuela, la niña vino a casa con ampollas”, escribe Felicia, su madre. “SOLO LAS UTILIZÓ UN DÍA”.

Las lesiones aumentaron

Días más tarde, las lesiones aumentaron. Las ampollas se convirtieron en heridas similares a quemaduras de tercer grado. Y a la madre no le quedó más remedio que llevar a su hija a urgencias.

”Tras gran cantidad de antibióticos y cremas finalmente las heridas mejoraron”, escribe en su publicación. “Gracias a Dios que la crema funcionó …Tuvimos que contactar con un cirujano plástico para asegurarnos de que mi niña no necesitaba un trasplante de piel para compensar la que perdió”.

”Mi pobre Rosie fue una luchadora. Hizo frente a las ampollas, la sangre y la terrible caída de su piel”.

Por supuesto, este tipo de sandalias, o una variante similar, son muy lindas, y pueden ser la elección perfecta. Pero tened precaución, porque pueden producir lesiones que pueden llegar a ser muy serias.

¡Comparte este artículo para ayudar a difundir la advertencia de la madre Felicia Hilllman!