La pequeña Bataya, de 1 año, es odiada por la red – debido a su apariencia

La pequeña Bataya, de 1 año de edad, nació con espina bífida y dos síndromes raros, el síndrome de Pfeiffer y el síndrome de Antley-Bixler.

Al inicio del embarazo los médicos no creían que Bataya pudiera sobrevivir, Pero la pequeña desafió todas Ias posibilidades.

La familia ahora tiene que hacer frente a amenazas de muerte y comentarios de odio – motivado por su apariencia.

Ahora los padres hacen público el odio que reciben.

– Nos dicen que deberíamos matarla, dice su padre Naffi Goldman, según Expressen.

Bataya nació con dos síndromes muy raros, el síndrome de Pfeiffer y el síndrome de  Antley-Bixlers. La pequeña incluso padecía espina bífida, y está sorda, ciega y necesita respiración asistida.

Los padres, que viven en Manchester (Reino Unido), hacen público el odio del que son objetivo debido a la apariencia de su hija.

Los médicos en un principio no creían que Bataya fuera a sobrevivir. Al nacer sufrió un fallo respiratorio durante el parto. Pero la pequeña Bataya desafió todos los pronósticos y sobrevivió.

– Tenía una cabeza más grande de lo normal y sus ojos eran muy saltones. De inmediato vimos que su columna vertebral no estaba derecha. Comprendimos que el futuro se nos complicaba, comenta el padre, Naffi Goldman, a Expressen.

El amor de los padres por su hija recién nacida era enorme. Pero la familia no estaba preparada el odio que iban a recibir al publicar las fotos de su hija en la red. Recibieron bastantes comentarios de odio. A Bataya la llamaban monstruo y otros calificativos humillantes. La familia recibió incluso amenazas de muerte.

Uno de los comentarios decía así:

”¿Creéis realmente que es correcto mantener a una criatura así con vida?”.

Los padres de Bataya no estaban preparados para encontrarse con tanto odio dirigido a su amada hija. No pueden entender como existe gente con tantísimo odio.

– Nos dijeron que deberíamos matarla. Los comentarios que hacen son terribles, y nos destrozan el corazón, cuentan a ese periódico.

Las personas con discapacidad suelen estar más expuestas a sufrir abusos, violencia, y amenazas. Cuando DHR, la Asociación para una Sociedad sin Discapacidades, realizó una investigación, el 29 por ciento respondió que había sido víctima de humillaciones y maltrato al menos más de una vez al año.

No debemos jamás aceptar una situación así. Todo el mundo es igual y debe ser tratada con el mismo amor y respeto. Comparte para darle la atención que este mensaje merece y mandarle todo el amor a Bataya.