Le pide a su novio que vaya a ver si su madre y su hija están bien: Hace un descubrimiento aterrador

Tracy Ineichen, de 28 años, es madre de una niña de 1 año, Brier.

Lamentablemente, hubo un periodo en su vida en el que Tracy no pudo estar con su querida hija, ya que estuvo en la cácerlo por un delito menor.

Durante ese tiempo, Brier tuvo que irse a vivir con su abuela Annette.

Pero un día la madre de Tracy no fue a visitarla a la cárcel, como estaba previsto.

Cuando vio que no recibía noticias de ella en una semana, Tracy entró en pánico.

Entonces llamó a su novio y le pidió que fuese a ver si su madre y su hija estaban bien, pero nunca pudo haber imaginado lo que iba a encontrar al llamar a la puerta.

Facebook/BrierRose

Era el 14 de noviembre cuando el novio Anthony visitó la casa donde vivían Annette y su nieta Brier.

Pero tan pronto como entró por la puerta, el novio notó que algo no estaba bien. Y pronto descubrió que Annette, de 58 años, estaba muerta en el dormitorio.

La pequeña Brier estaba sentaba en su cuna, se encontraba severamente desnutrida y deshidratada.

La policía estimó que la niña había estado sola en la casa durante al menos tres días, pero puede haber sido hasta cinco días.

Cinco días sin comida, sin agua y sin ambio de pañal.

Cuando encontraron a la niña, lloró y se abrazó, era obvio que querían que la rescatasen.

En la casa también había cuatro perros grandes.

El novio Anthony se aseguró de estar siempre cerca de la pequeña Brier hasta que se recuperó.

Él no era su padre biológico, pero lo hizo lo mejor que pudo y Brier estaba realmente feliz de tenerlo en su vida.

“Básicamente soy como su padrino”, cuenta Anthony a WVLT, y continúa:

“A lo largo de su vida, en sus cortos quince meses de vida, he intentado ayudarla”.

Según el jefe de la policía, Tony Crisp, Brier llegó a una nueva familia después del trágico evento, organizado por el servicio social.

Todos los perros de Annette ahora fueron a vivir con Anthony.

Hoy, sin embargo, la madre Tracy Ineichen ha salido ya de prisión y al parecer se ha podido reunir con su hija.

Con suerte, la madre no volverá a involucrarse en situaciones complicadas para poder cuidar y estar al lado de su pequeña Brier.

Le deseamos todo lo mejor en el futuro: ¡comparta si también quieres unirte a nuestro deseo!

Facebook/BrierRose