Llevan urgente a madre al hospital para dar a luz: Luego médicos ven lo que llevaba en el vientre y gritan

Todos los padres piensan que sus hijos son especiales, ¡y así es como tiene que ser!

Chrissy Corbitt, de 29 años, no es una excepción, y ella sabe muy bien lo que es ser mamá.

Sus hijos pesaron al nacer alrededor de 4 kilos. Pero nadie estaba preparado para lo que iba pasar en su cuarto y último embarazo…

Sweet Smiles Photography Studio

Chrissy Corbitt era una madre de tres hijos de Florida que se encontraba en su cuarto embarazo. Bastante pronto Chrissy sintió que su bebé iba a ser más grande de lo habitual. Pero no tenía ni idea de hasta qué punto.

”Su barriga se hinchaba y se hinchaba, era como un enorme balón”, cuenta el padre, Larry.

Los hijos anteriores de Chrissy habían nacido con alrededor de 4 kilos, bastante más grande de la media, que suele estar en torno a los 3 kilos.

Sweet Smiles Photography Studio

Pero aunque estaba prepara para que su bebé naciese grande, se quedó en shock cuando vio a su hija por primera vez.

La niña, Carleigh Brooke Corbitt, pesó 6 kilos al nacer. ¡Era casi el doble de grande que la mayoría de los recién nacidos! Chrissy no podía creer lo que veía.

”Cuando el médico me la enseñó me quedé en shock. Qué grande, no me lo podía creer. Parecía que había dado a luz a una niña ya mayor”, cuenta la madre a Inside Edition.

Y nadie en la sala podía apartar la mirada de esta enorme recién nacida.

Sweet Smiles Photography Studio

Cuando la niña vio por fin el mundo, la mamá se llevó un inesperado aplauso.

“Oí a todos muy animados en la sala. Nunca he pasado por algo así”.

Los padres lo tenían todo preparado, pero lo tenían no les iba a servir de mucho.

Carleigh era tan grande que no podía llevar ropa de talla de recién nacido, como sus padres le habían comprado. Lo mismo ocurrió con los pañales.

”Todo lo que habíamos comprado para el nacimiento, lo donamos a un iglesia”, cuenta entre risas Larry, el esposo de Chrissys.

Sweet Smiles Photography Studio

Aunque la situación era estresante y nueva para la familia, Larry y Chrissy encontraron la manera de ayudar a los necesitados. ¡Qué grandes!

Cuando Carleigh creció, siguió siendo una niña más grande que los demás de su edad. Con solo tres semanas de vida, llevaba ropa de bebé de 9  meses.

Está claro que va a ser una niña grande. Pero Carleigh no es, ni de lejos, el bebé más grande al nacer. Según el libro Guinness de los récords en 1879 nació un bebé con 10,7 kilos.

Sweet Smiles Photography Studio

A pesar de su especial peso al nacer, Carleigh es una niña sana que conquista a todos con su energía.

“Es una niña feliz, sonríe todo el tiempo. No me canso nunca de estar con ella”, cuenta Chrissy.

Chrissy y Larry quieren por igual a todos sus hijos, pero Carleigh va a ser siempre especial, ¡es su hija más pequeña y la más grande a la vez!

Pero ya será la última en la familia, dicen los padres.

“Concluimos nuestra familia de esta bonita forma, esta será nuestro último hijo, mi mujer se ha ha sometido a una operación de esterilización”, cuenta Chrissy.

Sweet Smiles Photography Studio

Los padres dicen siempre a sus hijos que son especiales, y en el caso de Carleigh es de verdad única. Y parece que además ha tenido la suerte de nacer en una familia llena de amor. 

¡Te invito a compartir este artículo para que todos puedan conocer a esta gran pequeña!