“Los lápices especiales” de la mamá cambian la vida del hijo – y hacen que la profe rompa a llorar

A pesar de que fue hace mucho tiempo, recuerdo claramente como echaba mucho de menos a mi madre cuando ocurría algo complicado. Entonces habría mi mochila y veía la bolsa con mi merienda, todo bien ordenado y me sentía enseguida cerca de ella, volviéndome esa sensación de seguridad.

Saber que mi madre siempre estaba allí y me apoyaba, me daba seguridad y autoestima. Y esto es precisamente lo que recuerdo cuando vi esta imagen de una madre apoyando a su hijo pequeño.

Y si no te emocionas con esto entonces no sé con que te emocionarás.

Cuando la profesora Amanda Cox se dio cuenta de que no tenía lapiceros porque muchos habían desaparecido, les pidió a sus alumnos todos los lapiceros que tenían.

Y un niño preguntó si podía quedarse con algunos de los lápices que le había dado su madre. Y luego pensó un rato y dijo: “Pero si mis compañeros de la escuela no tienen lápices puedo darles alguno”.

Descubrió un mensaje en cada lápiz

La profesora pensó que era un lindo gesto y dijo a los demás alumnos que no tenían lápices que el chico podía prestarles uno. Y cuando vio a una chica sacar punta a uno de los lápices prestados, se dio cuenta de un descubrimiento inesperado.

En todos los lapiceros que le dio la madre había un mensaje. Al leer los mensajes no pudo contener las lágrimas.

“Hoy será un buen día”

“Cumple tus sueños”

“Nunca te rindas”

“Te quiero!

“Tu vas a cambiar el mundo”

Estos son algunos de los mensajes que estaban escritos en los lápices, y cada uno tenía un frase diferente.

 

Today I was running low on pencils so I asked all of my kids to pull out any of my pencils that they had in their desks….

Posted by Amanda Cox on Tuesday, 2 October 2018

La profesora se emocionó tanto con el amoroso gesto de la madre que fotografió los lápices para compartir la imagen con los demás.

“Seguramente a la madre no le llevaría ni unos segundos hacer esto, pero a su hijo le animaba un día completo de escuela […]  Gracias a su madre, él recordaba lo mucho que valía. Este chico quería también que sus compañeros del colegio sintieran lo mismo”,escribe su profesora Amanda en Facebook.

La publicación se ha compartido más de 200 000 veces, y no es difícil de comprender el motivo.

Todos deberíamos animarnos y motivarnos los unos a los otros difundiendo amor. Comparte este artículo para hacerlo tú lo mismo.