Los padres no creen que su hijo de 6 años pueda hablar – luego dentista revela lo increíble

Los padres siguen con sumo interés cada paso que da el hijo en el desarrollo de su vida. El primer diente, el primer paso, la primera palabra, por solo nombrar alguno de estos importantes momentos.

Y aunque no se trata de ninguna competición, sé que puede ser enormemente estresante para los padres cuando su hijo no se desarrolla como los otros niños.

Mason Motz de Texas tuvo un aneurisma cerebral con tan solo diez días de edad.

Y esto dio lugar a ciertos problemas lo que hizo que el niño no se desarrollara como los demás niños.

Pasado un tiempo, también se le diagnosticó el síndrome de Sotos. Este síndrome causa grandes dificultades de aprendizaje y retraso en el desarrollo.

Y Mason con tan solo 1 año comenzó a ir a un logopeda, escribe  New York Times.

Aunque Mason no se comunicaba como los demás niños de su edad, sus padres, Dalan y Meredith, aprendieron a entender lo que quería decir.

Podía pronunciar el inicio de algunas palabras, pero no las podía terminar. Meredith y Dalan eran los únicos que lo entendían.

Mason Motz
Foto: Youtube / Inside Edition

Todo cambió tras una visita al dentista

Pero todo cambió en el año 2017 cuando Mason tenía seis años.

Después de una visita donde la dentista,  Amy Luedemann-Lazar, se descubrió que si el niño no podía hablar no era por causa del síndrome de Sotos.

El frenillo de la lengua de Mason, también llamada frenillo lingual, estaba fijado mucho más lejos de lo normal en su lengua y eso le impedía hablar.

Amy salió rápidamente a la sala de espera donde estaban los padres de Mason y les preguntó si podía solucionar su problema con ayuda del láser. Meredith y Dalan respondieron afirmativamente. Amy realizó una intervención que no le llevó ni 10 segundos.

Mason Motz
Foto: Youtube / Inside Edition

Pudo hablar como un niño de cuatro años

Al poco tiempo de llegar a casa, escucharon como Meredith Mason decía: ”Tengo hambre, tengo sed, ¿podemos ver una película?”

Los padres que nunca habían podido oír a su hijo, no podían dar crédito cuando lo escucharon hablar con frases completas.

Mason antes tenía el nivel de un niño de 1 año. Tras la operación había alcanzado el nivel de un pequeño de cuatro años.

Cuando cumpla los 13, los médicos creen que podrá hablar como el resto de sus compañeros.

Mira en el siguiente vídeo si quieres saber más sobre Mason: 

¡Qué suerte que Mason hizo la visita a esa dentista ese día! De lo contrario seguiría sin poder hablar.

Comparte el artículo con tus amigos de Facebook si también estás contento por lo que le sucedió a Mason.