Madre con 6.000 tumores no se atreve a salir a la calle: Hasta que un día saca todo su valor

Todos tenemos algo que nos avergüenza o no nos gusta y simplemente no se lo contamos a los demás. Pero para Libby Huffer no era tan fácil.

Cuando era adolescente, un periodo difícil para casi todos, se enteró de que sufría de neurofibromatosis o enfermedad de Von Recklinghaus, como también se le llama. Es una enfermedad genética que hace que tumores no cancerígenos crezcan en el cuerpo.

Posted by Libby Huffer on Sunday, 29 November 2015

Estos pequeños tumores cubrían por completo, de arriba hasta abajo, el cuerpo de Libby. Y además vivía en un constante dolor.

Fue objeto de burla por su apariencia y durante su adolescencia la insultaban con palabras terribles como “monstruo” o “sapo”.

Cuando Libby se quedó embarazada de su hija la situación empeoró por culpa de las hormonas. Al final tenía más de 6.000 tumores que cubrían todo su cuerpo y el dolor era casi insoportable.

"Hi, I'm Libby and I have NF1"** Raising Awareness **"If we're not seen, we can't be heard." ♡~ Please help me to reach as many people affected by NF as possible by sharing my post. ~ ☆☆ Thank you!!

Posted by Libby Huffer on Sunday, 14 February 2016

Para aliviar los síntomas, tuvo que recurrir a trece medicamentos diferentes. Solo abrazar a su hija le suponía un dolor increíble.

La situación de Libby suponía que nunca podía pasar desapercibida. Ni siquiera podía ir a la tienda sin que nadie la señalara o le preguntara qué tenía en la cara.

Finalmente su autoestima era tan baja que se decidió por no salir nunca a la calle.

Hooray Hooray I meet with my NF SPECIALIST today!

Posted by Libby Huffer on Tuesday, 6 October 2015

Durante los años siguientes Libby tuvo que someterse a diez operaciones para quitarse los tumores. Pero de nada servía porque tan pronto se los quitaban volvían a aparecer.

Pero el año pasado Libby tomó una decisión. Dejaría de esconderse e iba a enseñar su cuerpo con la esperanza de conseguir ayuda económica. Porque de una vez por todas iba a realizar el tratamiento que podría ayudarla.

Posted by Libby Huffer on Sunday, 20 March 2016

“No creo que la gente me mire tanto como antes. Bueno los niños me siguen mirando a veces. ¡Pero debo decir que he notado una diferencia tremenda! comenta Lindsey al periódico británico The Sun y continúa:

”Ahora ya no tengo tantos tumores en la cara y por ello he mejorado mi autoestima después de la operación”.

En el vídeo se puede ver la transformación.

Comparte esta increíble transformación con tus amigos en Facebook si también crees que Libby fue valiente por atreverse finalmente a aparecer en público y pedir ayuda.