Madre le pide a jóvenes groseras de callarse en el cine, días después la mamá de las chicas la contacta

Cuando el esposo de una mujer perdió su trabajo, ella entendió que iba a tardar mucho tiempo hasta que ella le pudiera dar algo extra a su hija.

Pero había una cosa que esta buena mamá quería hacer para su hija antes de que la familia tuviera poco dinero.

Rebecca Boyd quería llevar a su hija a ver la película de Disney “La Cenicienta”. Cuando se sentaron en en las sillas pronto ocurrió un problema con un grupo de jóvenes que estaban sentados detrás de ellas.

Dos chicas hacían mucha bulla y pateaban las sillas. Así que Rebecca les pidió que pararan para que pudieran disfrutar de la película. Las chicas las ignoraron, pero fue lo que ocurrió después del cine lo que ha recibido mucha atención por todo el mundo.

Rebecca Boyd fue al cine en Bessemer, Alabama, Estados Unidos.

Pero en cambio de una noche agradable junto con su hija de 12 años, ella se irritó con los jóvenes que estaban sentados detrás de ella.

Dañaron el día de la mamá con su hija

Las chicas pateaban las sillas y hacían mucha bulla, así que Rebecca varias veces les pidió se callaran.

Pero en cambio de mostrar respeto y escuchar las chicas siguieron portándose mal. Después de la película Rebecca también les explicó cómo su comportamiento había afectado la noche de su hija.

Después de haber dejado el cine las chicas le contaron a su hermano mayor, que las acompañó a la casa y luego él le contó lo ocurrido a su madre.

Pero Rebecca nunca entendió lo que la madre de las chichas iba a hacer.

La madre de las chicas,  Kyesha Smith Wood, no lo pudo dejar y sintió que tenía que contactar a Rebecca. La única forma que sabía era intentar a través de redes sociales.

Así que Kyesha utilizó Facebook para buscar a la mujer que había reprendido a su hija de 13 años y a su hijastra.

“Este comportamiento grosero, irrespetuoso y horrible es inaceptable, y te deben una disculpa”, escribe Kyesha en su mensaje.

“Mi esposo y yo nos hemos asegurado de que te escriban una carta donde se disculpan. Y también nos gustaría pagarte por tu próxima visita al cine con la ayuda del dinero de las niñas. Por favor, escríbeme. Me disculpo por su falta de respeto”.

Kyesha compartió su abierto mensaje, y luego se compartió en la página de Facebook de The Jefferson County Sherrif’s Office.

El mensaje se hizo viral y al final Kyesha logo localizar a  la persona que quería – a Rebecca Boyd.

Kyesha dice que el incidente a tenido un efecto positivo en las hijas.

– Mis niñas hen tenido que estar avergonzadas.Y eso está bien, porque yo les dije: “Nunca más van a volver a hacer esto”, dice Kyesha según ABC.

Ella admira el comportamiento de Rebecca y está agradecida de que ella ha perdonado a las niñas.

– Ella es la mujer más amable, linda y perdonadora. Y yo le he contado a los demás que la heroína verdadera de esta historia es ella.

Un lazoespecial

– Ella comenzó a reprender a mis chicas cuando nadie más lo hizo.

Pero lo que es absolutamente mejor con esta historia es lo que sucedió después. Los padres y los niños se han convertido en buenos amigos y han cenado varias veces.

Las dos mujeres ahora comparten un lazo y una creencia en la educación honesta y saludable. En este caso; ¿Ves que un niño que hace algo malo y el padre no está allí, entonces díselo.

Qué ejemplo tan maravilloso de buena crianza y de que uno puede perdonar. Comparte con los demás si estás de acuerdo.