Madre pide que le devuelvan collar robado de hijo difunto – el ladrón hace algo que rompe su corazón

En noviembre de 2016, el hijo de 10 años de Stacey Bright, Colby, murió trágicamente por una herida accidental en la cabeza.

Todavía con la familia luchando por recomponer su vida, recibieron otro golpe, uno que nunca deberían haber tenido que soportar.

Alguien irrumpió en el automóvil de la familia y robó, entre otras cosas, un collar que en realidad era una urna que contenía las cenizas de Colby.

Según Liftable, la madre, Stacey, dijo: “Me hizo sentir que lo volví a perder de nuevo”.

Facebook

 

Nada podría reemplazar verdaderamente lo que se había robado; lo que significaba mucho para la familia. Dentro de la cruz estaba el recuerdo más valioso que Stacey tenía de su hijo.

“Quiero decir, tengo cosas”, dijo Bright. “Tengo fotos, pero en un millón de años no le desearía esto a ningún padre”.

Facebook

Stacey estaba, por supuesto, profundamente entristecida por lo que había sucedido, no iba a ceder fácilmente. Ella intentó recuperar el collar usando todos los medios posibles. Eso incluía ir directamente a las redes sociales con la esperanza de que otros compartieran su historia y aumentaran sus posibilidades de que alguien encontrara el collar. En poco tiempo, su campaña llegó a los oídos del canal de televisión local WBOY TV.

Stacey había pasado la etapa de estar enojada con el ladrón, ahora simplemente quería que le devolvieran el collar para que tuviera algo con lo que recordar a su hijo.

Dos semanas después, finalmente obtuvo el descanso que estaba buscando: alguien importante había escuchado su historia y quería ayudarla.

Facebook

Un joven de Barbour Country, que deseaba permanecer en el anonimato, tenía el collar de Stacey en su poder. El hombre se puso en contacto con un grupo local de Facebook, donde solicitó ayuda para comunicarse con Stacey. Se acercaron a la iglesia local, que de inmediato se involucró. Representantes de dicha iglesia actuaron como intermediarios, y no pasó mucho tiempo antes de que Stacey, con los ojos llorosos, sostuviera una vez más ese importante collar.

Stacey dice que siempre estará agradecida por el hombre anónimo que aseguró el regreso del collar.

Puede que Stacey nunca recupere a su hijo, pero al menos ahora puede mantener una parte de él siempre cerca de ella. Recuperar la urna era todo lo que ella deseaba, así que es genial escuchar que a través del poder de las redes sociales pudo recuperarla.

Comparte este artículo para honrar a toda la comunidad que hizo todo lo posible para ayudar a Stacey.