Madre y su novio torturan y matan al hijo de 8 años – porque creían que era gay

Todo el mundo tiene derecho a amar y a casarse con quien quiera, independientemente de su género u orientación sexual, no es una cuestión de opinión, es un derecho.

Desafortunadamente, a muchas personas no les importa esto y vemos consecuencias en forma de hostigamiento, persecución y odio.

Y cuando el odio, la sospecha y la intolerancia afecta a los más pequeños, duele.

La trágica y triste historia del niño de 8 años Gabriel Fernández muestra con claridad por qué nunca debemos dejar que el odio gane.

Gabriel Fernandez
Gabriel’s Justice

El 22 de mayo de 2013 llegó una llamada de emergencia a la central de alarmas. La voz al otro lado de la línea pedía una ambulancia porque su hijo de 8 años, Gabriel Fernández, había dejado de respirar.

Cuando los servicios médicos llegaron al lugar encontraron al pequeño casi sin vida, morado y tirado en el suelo.

El niño estaba desnudo, tenía una fractura en la cabeza y tres costillas rotas.

El pequeño tenía una herida de disparo y le faltaban varios dientes. Gabriel fue llevado inmediatamente al hospital, pero murió dos días después.

“Tenía arañazos, heridas abiertas, moretones y marcas. Tenía heridas y contusiones desde los dedos de los pies a la cabeza”, cuenta la enfermera Alison Segal, una de las personas que atendió a Gabriel cuando llegó al hospital esa tarde de mayo de 2013, según el canal de tv ABC7.

Gabriel Fernandez
Gabriel’s Justice

Al principio nadie entendía lo que le había pasado al niño, pero no tardaron mucho en descubrir que era obvio que eran las consecuencias de una trágica historia.

Y lo peor de todo es que se podía haber evitado.

Entre 2003 y 2012 se presentaron 60 denuncias contra la madre de Gabriel y su novio, Isauro Aguirre.

Muchas personas habían visto cómo la pareja había torturado y maltratado a su hijo, Gabriel.

Entre otros, muchos de los profesores de Gabriel habían contactado con los servicios sociales. ¿La razón? Gabriel llegaba a menudo a la escuela con la cara hinchada, las manos heridas, cicatrices en el cuerpo y labios agrietados.

Gabriel Fernandez
Gabriel’s Justice

Pero las autoridades y la policía no llegaron nunca al fondo del asunto.

La policía hizo visitas a la casa de la familia después de las repetidas denuncias, pero cuando un policía habló con la madre de Gabriel, ella les dijo que su hijo se había mudado a Texas con su abuela.

Todas las acusaciones cayeron en saco roto, a pesar de todas las señales de advertencia.

Gabriel Fernandez
Gabriel’s Justice

Tras la muerte Gabriel 4 trabajadoras sociales fueron despedidas por incumplir una serie de puntos. También la policía recibió muchas críticas.

“Había luces rojas de alarma por todas partes, pero fueron ignoradas, y es inexplicable”, cuenta Zev Yaroslavsky, jefe de los servicios sociales de Los Ángeles.

Tras la muerte de Gabriel su madre, Pearl Fernández, de 34 años, y su novio, Isauro Aguirre, de 37, fueron detenidos.

Durante el juicio, muchos de los testigos rompieron a llorar. La tortura sistemática que sufrió Gabriel durante mucho tiempo es inimaginable.

Jury
Gabriel’s Justice

”Castigado por ser gay”

Los hermanos de Gabriel contaron que, sobre todo el novio de la madre, estaba obsesionados con castigar a Gabriel porque creía que era gay.

La orientación sexual del niño era demasiado para la madre y su novio. Obligaron a Gabriel a jugar con muñecas le obligaron a ir a la escuela con ropa de niña.

El fiscal Jonathan Hatami declaraba:

”No se trataba de drogas. No se trataba de problemas psicológicos. IIsauro Aguirre maltrataba a Gabriel porque no le gustaba, porque pensaba que Gabriel era gay y para él eso era algo mala. Odiaba al niño.”

Gabriel Fernandez
Gabriel’s Justice

Ezquiel, el hermano de 16 años de Gabriel, hablaba con detalles aterradores del maltrato a que su hermano se vio sometido, principalmente por el novio de su madre.

Según Ezequils vittnesmål golpeaba a Gabriel a diario, le obligaba comer comida de gato cruda y vieja. Ezequiel contó también al jurado que a menudo era encerrado en un armario sin agua ni comida durante horas.

La pareja se solía reír durante la tortura, cuenta Ezequiel.

La profesora de Gabriel de primer curso, Jennifer García, lloró en el juicio. Cuenta que piensa en él todos los días y que Gabriel solo quería ser querido. 

”Me reconforta saber que no sigue sufriendo”, contó la maestra.

La madre, Pearl Fernández, no se ha pronunciado mucho durante todo el proceso, dijo que estaba muy triste y querría que Gabriel siguiera viviendo, escribe 9 News.

Ha criticado también a los familiares que han hablado abiertamente de la trágica historia de Gabriel, según la madre solo buscan la fama.

Pearl Fernandez
Facebook / KTLA News

“Y yo sé que, al contrario que él, sus demonios nunca van a estar libres. Tendrán que soportar un sufrimiento de por vida, y sé que no estoy solo con la esperanza de que experimenten un infierno el resto de sus vidas “.

Tras el largo juicio, seguido por todos los Estados Unidos, el veredicto llegó esta semana.

Facebook / CBS Los Angeles

La madre ha sido condenada a cadena perpetua y el novio, Isauro Aguirre, ha recibido condena de muerte por el asesinato de Gabriel.

El castigo sirvió de consuelo para el resto de la familia de Gabriel, que por mucho tiempo lucharon para que se hiciese justicia al pequeño.

Los familiares de Gabriel lanzaron hace tiempo una página en Facebook y hablan abiertamente del niño para concienciar sobre las razones y horrores que llevaron a la muerte de Gabriel.

Familj
Gabriel’s Justice

También quieren ser la voz de Gabriel y mostrar quién era en realidad, antes de que el maltrato y la tortura se hicieran cargo de su vida.

¡Gabriel era un niño feliz, alegre e increíblemente cariñoso!

Aunque nada hará que Gabriel vuelva, la historia del niño ha tenido un gran impacto en los Estados Unidos y, con suerte, ayudará a que vuelva a suceder.

Gabriel Fernandez
Gabriel’s Justice

El caso ha hecho que muchos reflexionen sobre el maltrato contra las personas por ser diferentes.

Como consecuencia de la muerte de Gabriel, las autoridades de Los Ángeles han hecho grandes cambios en sus métodos de enseñanza y en las prácticas de los trabajadores sociales para que tengan una mayor experiencia en el trabajo.

Gabriel Fernandez
Gabriel’s Justice

Duele el corazón leer la historia del destino de Gabriel y no puedo entender que una persona pueda maltratar a un niño. 

Pero nunca te vamos a olvidar, Gabriel, y comparto su historia para que ningún niño más tenga que pasar por ese terror. 

El único consuelo es que las personas que han hecho esto van a recibir su merecido. 

Ayúdanos a compartir esta historia en recuerdo a Gabriel 🌹