Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Mamá oye a su hijo quejarse de dolor de cabeza – en urgencias los médicos descubre la terrible verdad

Los niños pueden muchas veces gritar por esto y por lo otro y a veces podemos creer que el dolor, o cualquier otro malestar, es mucho mayor de lo que en realidad es. Creo que la mayoría de los padres así lo puedes confirmar.

Jamarion Bryant, de 8 años, le contó a su madre que tenía mucho dolor de cabeza desde hacía unas cuantas semanas. Ella le dio una pastilla de ibuprofeno para bajarle la fiebre, creyendo que no era nada más.

Cuatro o cinco minutos más tarde la madre, Tiffany Curry, oyó un grito en el piso de arriba.

El pequeño tenía unos terribles dolores.

– ¡Mamá, ayúdame, ayúdame!, gritaba entre lágrimas.

Tiffany cuenta en el canal local WTVR cómo el rostro de su hijo se quedó blanco y cómo la parte izquierda de su boca dejó de moverse.

Just left VCU PICU. Please pray for Jamarion Bryant. He is the son of Tiffany Curry Ore. He has had an aneurysm bleed in his brain. Please pray for a complete healing to his body.

Posted by Vicki Strickler Collier on Thursday, 4 January 2018

El pequeño fue conducido de inmediato al hospital. Y ahí los médicos le contaron que los dolores de cabeza del pequeño eran por algo más serio. ¿Qué era lo que tenía? Jamarion tenía un coágulo de sangre en el cerebro.

Tuvó que ser trasladado al hospital infantil y ahí ser operado de urgencias. Los médicos le hicieron un scanner en la cabeza y vieron que tenía una hemorragia e hinchazón en el cerebro.

La operación duró 12 horas.

-Tenía una malformación arteriovenosa. Esto un poco diferente a una ruptura arterial. Se puede decir que es un grupo anormal de vasos sanguíneos que son débiles. Si se rompen se produce una hemorragia en la cabeza, informa el médico Mark Marinello del hospital infantil a WTVR.

El médico añade también que no hay muchos pacientes que sobrevivan a este tipo de hemorragias. Pero, por fortuna, los maravillosos cirujanos y médicos del hospital infantil pudieron quitar ese débil vaso sanguíneo y así evitar que este terrible suceso pudiera volverse a repetir.

– Su pronóstico es muy bueno. Él tuvo un derrame cerebral, y quedarán algunos efectos permanentes de esto. Sin embargo, dado su corta edad, es probable que recupere gran parte de la funciones que tenía anteriormente. Pero todavía hay mucha incertidumbre, dice Marinello.

Para su madre, Tiffany, ese día fue una auténtica pesadilla. Se dio cuenta de lo cerca que estuvo de perder a su hijo. La familia había pasado recientemente por un periodo difícil. El abuelo de Jamarion acababa de fallecer hacía dos semanas de un ataque al corazón.

Los médicos son optimistas con respecto a la recuperación de Jamarion. Todavía no puede hablar y la parte izquierda de la cara sigue débil.

– “Solo queremos que todos recen con nosotros pidiendo por él. Queremos que nuestro hijo vuelva a ser el niño que era, alegre, energético, un niño que le gustaba correr todo el rato”, comenta la madre que se ha pedido una baja en el trabajo, tras la operación de su hijo.

Al mismo tiempo se ha comenzado un campaña de recaudación de fondos por internet para ayudar a la familia con el coste de la estancia en el hospital y otros gastos.

¡Pensamos en vosotros! Esperamos que Jamarion se recupere lo más pronto posible.

Comparte este artículo para difundir información sobre los accidentes cerebrovasculares y enfermedades similares.