Mujer embarazada entra en pánico al sentir al bebé salir – hijo de 10 años se arremanga y se convierte en héroe

Cuando se trata de embarazos uno debe estar preparado para cualquier cosa. Por ejemplo que el bebé puede nacer antes de la fecha prevista. Si eso ocurre es bueno tener la maleta que uno va a llevar al hospital empacada y lista. Y bueno, es práctico que alguien lo pueda llevar a uno al hospital. Si eso no se puede hay que que pedirle a Dios que todo salga bien.

El bebé en el estómago de Ashly Moreaus fue uno de esos bebés que decidió llegar al mundo un poco pronto. La increíble historia de parto entre otras sido recogida por Today.

Como el bebé no iba a nacer hasta en un mes la madre Ashely estaba tranquila en la casa esperando, mientras que el esposo estaba en el trabajo.

Los pies salían

Pero de repente rompió aguas, pero eso no fue todo, Ashly además podía sentir al bebé con su mano cuando la puso entre sus piernas para ver lo que estaba ocurriendo.

Pero el hecho de que el bebé estuviera naciendo no era lo que preocupaba más a Ashly. Lo que la preocupaba era el hecho de que eran los pies del bebé los que estaban saliendo, y no la cabeza.

El bebé más o menos que estaba al revés, y Ashly sabía que el riesgo de asfixia era grande si el bebé no salía rápidamente.

Ashly llamó a su hijo Jayden, de 10 años de edad, que corrió donde la abuela que vivía cerca. Pero como la mujer mayor acababa de pasar por una cirugía de espalda no se podía levantar.

El niño tuvo que ayudar en el parto

Mientras que esperaban la ayuda Jayden era la única esperanza del bebé.

“Le dije a Jayden, ‘tienes que ayudar, y lo tenemos que hacer rápido porque los pies del bebé se ponen azules y no puede respirar'”, cuenta Ashly sobre el momento con el hijo de 10 años.

“El dijo, ‘cuéntame lo que tengo que hacer y lo hago'”.

El hijo hizo como le dijo su madre, con cuidado pero rápido. Después Ashly ha contado que podía ver que el hijo estaba asustado, pero que trató de concentrarse y mostrarse calmado por el bien de su madre.

“Que él estaba calmado me calmó a mí”, cuenta Ashley.

Fuente: KPRC 2 Click2Houston

Cuando el bebé había salido se dieron cuenta de que no estaba respirando. Entonces Jayden actuó rápido otra vez, corrió a la cocina y buscó un inhalador que sabía que su hermanita había usado como bebé.

Esto ayudó al bebé a empezar a respirar y luego cuando el personal sanitario llegó ellos se encargaron.

El bebé estaba bien, y el hermano mayor, Jayden puede contar que él ayudó en el parto de su hermanito. ¿Qué historia, cierto?

En el video de aquí abajo puedes escuchar mas sobre el dramático parto.