Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

El padre de la novia muere meses antes de la boda – se gira en la iglesia y no puede creer lo que ve

La muerte da miedo pero también es una realidad que llegará con el tiempo. Y cuando se lucha contra la tristeza y se trabaja contra el dolor de una pérdida, no hay nada que tenga más importancia que la cercanía de los tuyos, es lo único que te hace no sentirte solo en el vacío que queda tras la pérdida.

Cuando Andrea perdió a su padre, unos meses antes de su boda, su hermano sabía que tenía que hacer todo lo que estaba en sus manos para que su padre estuviese presente en ese gran día.

Y la forma en que lo hizo es tan emotiva que no puedes evitar que asome alguna lagrimita.

Ocurrió tan de repente. Unos meses antes de que Andrea se casara su padre murió rápidamente de cáncer. La familia quedó sumida en una insoportable tristeza.

Para Andrea el dolor era doble. Su deseo más profundo era que su padre la hubiera acompañado al altar en su boda, que la hubiera visto decir  el “sí, quiero” al amor de su vida y que la hubiera invitado al tradicional baile de padre e hija en la fiesta tras la boda.

Y esto no iba a pasar. Padre e hija tenían una relación muy especial y ella estaba destrozada.

Fuente de la imagen: Youtube

Pero esa misma unión que existía entre padre e hija, existía entre hermano y hermana.

El hermano de la novia había visto su dolor, y no quería que sufriera en su gran día.

Ella nunca podría tener ese baile con su padre que tanto anhelaba – pero el hermano estaba decidido a que ese momento no pasará desapercibido.

Fuente de la imagen: Youtube

De manera que preparó una sorpresa muy especial.

Los planes se iban a descubrir en la fiesta tras la boda en los locales de la iglesia. Andrea no sabía nada.

Finalmente llegó el gran día. Andrea se iba a casar con su gran amor y después vendría el baile. De repente el hermano tomó el micrófono y le pidió a la hermana un momento de atención.

Fuente de la imagen: Youtube

Y resultó que puso todo su corazón y su alma para entonar su propia canción en ese momento.

El mismo cantaría, rindiendo homenaje al padre que había muerto de cáncer, y a su querida hermana que se acababa de casar.

¿Lo mejor de todo? El resto de los hombres de su familia se acercaron a la pista de baile para compartir esos segundos, juntos uno por uno, con ella.

Fuente de la imagen: Youtube

Como podrás comprender nadie de los presentes pudo evitar derramar alguna lágrima.

Mira el precioso vídeo de la boda. Pero ten preparado un pañuelo, a partir del minuto vemos el emotivo momento: 

Nunca estamos solos, y esta entrañable historia nos recuerda lo importante que es cuidarnos los unos a los otros en los momentos más difíciles de la vida. 

¡Comparte con todos tus seres queridos si tú también te emocionaste con el bonito gesto del hermano!

 

Leer más sobre