Papá se queda esperando mientras hijo autista pide menú – la razón te sorprenderá

A Owen Block, como a la mayoría de la gente, le gusta su comida. Pero Owen, que tiene autismo, tiene que saber exactamente lo que come cada noche.

Según su madre a él no le gustan muchos las sorpresas en cuanto a la comida.

Así que cuando su padre decidió comer en el restaurante birmano, Sun Cusines, él le pidió a su hijo que entrara por un menú para que el pudiera elegir exactamente lo que quería.

“Todos sabíamos durante todo el día que íbamos a comer en Sun Restaurant. A Owen le gusta saber exactamente donde va a comer cada noche”, explicó la madre de Owen, Sandra Block.

Su padre esperó pacientemente en el auto para que regresara, pero los minutos pasaron y el padre de Owen no podía entender qué era lo que tardaba tanto tiempo.

Luego entró al restaurante y no podía creer lo que el personal había hecho para Owen.

Owen Long / Facebook

Owen estaba en el auto con su padre cuando vieron una oportunidad para mejorar la experiencia de la comida para Owen.

Querían agarrar un menú para que Owen lo pudiera mirar bien antes de que pidieran la comida del restaurante Sun Cuisines Restaurant en Williamsville, Nueva York.

“Así que le dijo, ‘Owen, solo entra y coge el menú para llevar y regresa” y lo practicaron en el auto.

Owen with his father Pat / Facebook

‘Vas a preguntar — ¿qué vas a preguntar?’ ‘menú para llevar,’ ‘vale bien’”, continuó Sandra.

A pesar de esto nada salió como lo habían planeado cuando el chico entró al restaurante.

Owen sí preguntó por un menú para llevar, pero eso no fue todo lo que preguntó.

Owen se acercó a la caja, pero pronto quedó distraído con el buen olor de la comida.

“Después de eso dijo ‘tengo hambre’ y cuando lo miré a la cara, de mi corazón dije, ‘Ay, él es un niño muy especial para mi.’ Yo dije, ‘¿Qué quieres comer, cariño? Le pregunté y él respondió, “Quiero comer carne'”, recuerda Aye Thein, jefe de Sun Restaurant, según News 4.

Owen Long / Facebook

Owen había recibido claras instrucciones de su padre, él solo tenía que entrar y coger un menú mientras su padre esperaba en el auto.

Pero Owen no pudo resistir el delicioso olor de la comida del restaurante, así que en vez de solo coger un menú, tuvo que quedarse y disfrutar de las aromas.

Youtube

El papá esperaba y esperaba en el auto. Pero al final entendió que tenía que entrar para ver lo que pasaba con su hijo.

Con la curiosidad de por qué Owen se tardaba tanto tiempo, el padre entró al restaurante y simplemente  no podía creer lo que veían sus ojos.

Youtube

Ahí estaba Owen sentado solo en una mesa disfrutando de una deliciosa carne con curry.

La reacción de Aye Thein ante la admisión del chico de que tenía hambre era algo que esta familia nunca había visto o esperado.

La madre Sandra enseguida escribió sobre el evento en la página de Facebook del restaurante. Ella contó todo y escribió que cuando su esposo entró y vio a su hijo ahí quedó tan sorprendido que tomó una foto.

“Aparentemente le dijo a la anfitriona ‘Tengo hambre.’ Así que ella lo sentó y le preguntó qué quería comer, y él respondió: ‘carne’. Ella le dijo a los cocineros, ‘apúrense, este niño tiene mucho hambre’, y le hicieron una carne con curry y arroz. Ella dijo que él fue tan tierno que ella había planeado dejarlo comer gratis”, escribe la madre de Owen, Sandra, en Facebook.

Facebook

El personal del restaurante sabía cómo era un cliente hambriento cuando veían a uno y les encantó cocinarle para que él dejara el restaurante lleno y satisfecho.

Su madre dijo lo agradecida que estaba por el generoso acto del personal: “Si vienes a este sitio, pasa las gracias de mi parte. Por su amabilidad y por tratar a mi hijo como familia”.

Aparentemente el lema del restaurante Sun Restaurant es: “¡Pregunta y recibirás!”

Sun Cuisines Restaurant in Williamsville / Facebook

Su post en Facebook ha recibido 19.000 reacciones de gente que simplemente aman a Owen y al lindo gesto de Sun Restaurant, que significó tanto para la familia.

“Esto es tan extraordinariamente amable, osea, que tan frecuente, te puedes imaginar, me pongo a llorar si pienso en esto”, dijo una emocional Sandra.

Y lo que mejora esta historia aún más. La jefa Aye no tenía ni idea que Owen tiene autismo.

Así que ella no lo estaba tratando especial por su discapacidad. En cambio, ella dice que solo estaba practicando “Mettā,” lo cual hace parte del Budismo y su cultura birmana.

“Mettā significa amar y amabilidad para todos”, ella explicó.

Hermosa historia, me conmovió el corazón. Estas personas son muy buenas y espero que le vaya muy bien a su negocio.

No tienes que vivir como budista o ser parte de la cultura birmana para practicar el cariño y la amabilidad que Aey Thein y Sun Cuisines Restaurant mostraron ese día

Todos tenemos la oportunidad de mostrar tanta compasión todos los días – solo tenemos que tomar la decisión de hacerlo.

Por favor comparta esta conmovedora historia en Facebook si estás de acuerdo.