Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Papá soltero desaparece del trabajo –sus colegas ven la verdad y hacen lo que conmueve a todos a lágrimas

Cuando Andreas Graf, de 36 años, de la localidad alemana de Fronhausen, supo que su hijo de tres años Julios sufría de Leucemia, se le cayó el mundo a los pies.
Después vino la segunda terrible noticia: su mujer murió tras una larga enfermedad de corazón.

Y se quedó con su pequeño de tres años Julius, que luchaba contra la leucemia. Por su estresante trabajo apenas tenía tiempo para estar con su hijo.

¡Entonces sus colegas hicieron algo increíble!

Hacia finales del mes de enero del 2017 a Julius Graf de tres años de edad se le diagnosticó una leucemia. Tras una larga estancia en el hospital con varios tratamientos al niño finalmente le dieron el alta. Pero Julian, que todavía seguía enfermo, fue sacudido por una terrible noticia.

En un corto periodo de tiempo llegó otra terrible noticia

Su madre murió después de padecer una enfermedad cardíaca. A pesar de que ella llevaba enferma largo tiempo nadie se esperaba que empeorara y muriera rápidamente. Su padre Andreas Graf, de 36 años, se encontró en una situación terrible con la muerte de su esposa y un hijo de tres años enfermo de cáncer. Y para colmo con un trabajo muy exigente que le demandaba mucho tiempo.

Los colegas tuvieron un gesto que emocionó a Andreas

Por suerte Andreas tenía muy buenos compañeros en la empresa Seidel, donde trabajaba. Sabían de las dificultades que Andreas estaba pasando – y sabían que no podía pasar mucho tiempo con su hijo enfermo de cáncer. Y los 700 empleados tomaron una decisión conjunta: Todos iban a trabajar horas extras para que Andreas pudiera estar con su hijo en casa.

Todos juntos hicieron 3 300 horas extras, todas las horas que realmente Andreas trabajaba. Ello suponía que Andraes podría quedarse en casa con su hijo un año. El presidente de la compañía, Andreas Ritzenhoff, está muy orgulloso de su personal por el enorme compromiso y la increíble solidaridad.

– Es maravilloso ver como el personal se une cuando alguien lo necesita. Varios trabajadores han donado 30 horas, comenta el director a Oberhessische Zeitung.

Hay dos tipos de leucemia: leucemia linfocítica aguda (LLA) y leucemia mieloide aguda (LMA). Por suerte, la tasa de mortalidad por la enfermedad ha disminuido en los últimos años. Según la Fundación de Cáncer Infantil, la supervivencia de ambos tipos de cáncer entre los niños es de aproximadamente el 90 y el 70 por ciento

Andreas no puede evitar llorar al saber lo que sus compañeros de trabajo habían hecho por él. Y ahora Julius enfermo de leucemia podrá luchar contra la enfermedad junto con su papá.

¡Comparte con tus amigos esta entrañable historia!