Pareja se casa horas de que él muriese con Covid-19 – “todos acabamos llorando”

Los trabajadores de la sanidad son los grandes héroes en tiempos del coronavirus, eso creo que lo tenemos todos muy claro. No solo trabajan con gran profesionalidad sino que también con gran humanidad, y esto es verdaderamente importante. La enfermera Sophie Bryant-Miles es un buen ejemplo de profesionalidad y humanidad. Esta es su emotiva historia.

Cuando la enfermera recién graduada Sophie Bryant-Miles llegó recientemente a hacer su turno de noche, en hospital de Inglaterra en el que trabaja, le contaron que había ingresado un hombre joven, con varios problemas de salud y con Covid-19. El joven estaba en cuidados paliativos y no habían muchas esperanzas de que sobreviviera, recoge BBC News.

En la misma sala en la que estaba el enfermo, con guantes, bata, máscara y gorro, se encontraba otra persona, su novia. La novia le contó que llevaban 15 años juntos pero que aún no habían tenido el dinero para casarse y ahora esto se interponía en su camino.

A Sophie la historia le partió el corazón. Que la muerte se interponga en el amor es tremendamente triste. La enfermera sintió que tenía que hacer algo.

Así que Sophie llamó al capellán del hospital, Joe Fielder, y le preguntó si podía casarse a la pareja YA.

Así lo cuenta Sophie según recoge BBC News:

Joe dijo que no podía hacer un servicio legalmente vinculante, pero que podía venir y hacer un servicio que era como una boda. Podrían darse el “sí, quiero”. Tendrían todo: “hasta que la muerte los separe”, y todas las cosas que tendrían en una boda, solo que en el hospital. Joe vino, e hicimos anillos de papel de aluminio para ellos, y conseguimos que la hija del paciente se conectase por video llamada, por FaceTime, para que ella también pudiera verlo.

Fue un servicio realmente precioso, y Joe estuvo brillante: hizo folletos con los nombres y todos los cantos y las oraciones, todo.

La prometida entendió totalmente el hecho de que todos teníamos que estar completamente protegidos y que él [el paciente] tendría que usar una mascarilla. Aún así estaban increíblemente entusiasmados con lo que estaba sucediendo.

Joe estaba también muy involucrado, bendito sea también. Parecía que estaba sudando.

Luego les hicimos una pequeña sesión de fotos. Porque eso era lo que ella quería, y eso era lo que él quería. Tratamos de hacerlo lo más parecido a una boda real que pudimos, y luego les dimos un poco de tarta también.

Ella se había dado cuenta de que él estaba en las últimas horas de su vida, y creo que esto fue lo último que sintieron que podían hacer juntos. Al menos tienen este recuerdo final juntos.

Creo que todos acabamos llorando.  

El sacerdote, Joe, cuenta cómo vivió esta emotiva experiencia:

El diagnóstico del médico era que no iba a sobrevivir a la noche, así que hice un servicio y una celebración de compromiso que tenía muchas similitudes con el servicio de bodas en la iglesia.

El paciente hizo todo lo posible por pronunciar las palabras, pero a veces tenía problemas debido a su dificultosa respiración. Su novia hizo todo lo posible también para decir su parte, pero le resultó difícil debido a las lágrimas. La familia sonreía y lloraba al mismo tiempo.

Y todo esto se hizo con los equipos de protección, fue surrealista. Pero ese paciente iba a poder morir sabiendo que había dicho esas palabras de compromiso, y su familia sabría que habría muerto habiéndolo hecho. Y su novia… ella estaba realmente agradecida. Está muy agradecida por la oportunidad de pronunciar esas palabras.

Solo quieres hacer tu pequeña aportación para tratar a la gente con dignidad, … para ayudarles a saber que son amadas y atendidas. Estoy muy agradecido de tener la oportunidad de haberles ayudado a celebrar su amor y sellarlo de esa manera.

El paciente falleció horas después y ahora su esposa y su hija no tienen fuerzas para hacer comentarios, pero han dado su consentimiento para que se publique la historia, según recoge BBC News.

Para ellas y para todas las personas que han perdido a seres queridos, mando todo mi amor y apoyo. Comparte su conmovedora historia para elogiar al personal médico y al sacerdote que hicieron que este hombre se fuese al cielo con su gran sueño cumplido. Desde allí, vela ahora por su esposa y su hija. Descanse en paz.