Trabajador de tienda oye a mujer gritar por su vida en el baño – cuando abre la puerta para en seco

Ashleigh Miller Cross tiene una hija de 10 meses de edad. Ella es, por supuesto, una madre orgullosa que vive su vida junto a su bebé. Donde quiera que vaya, su hija pequeña va con ella, tal y como hizo el fatídico día en que fue a la tienda.

Mientras salían de compras, Ashleigh comenzó a sentirse mal, y fue al inodoro del hipermercado Atlantic en Bayers Lake, Canadá.

No se podía imaginar entonces que sería un día que nadie en la tienda podría olvidar.

YouTube
Según reportó la CBC , los hechos tuvieron lugar durante la pasada primavera.

Cuando Ashleigh entró a la tienda, de repente sintió dolor. No podía entender qué era, así que se dirigió al baño para tener algo de privacidad.

Poco después, el subdirector de la tienda, Malcolm Comeau, salió de su oficina después de la hora del almuerzo. Estaba regresando al trabajo cuando oyó un grito. Se dio cuenta de que venía del baño y corrió de inmediato.

Cuando los gritos no cesaron, Malcolm abrió la puerta para ver qué estaba pasando.

YouTube

Obviamente, se detuvo en seco cuando vio a Ashleigh doblada con gran dolor. La madre estaba asustada y confundida: tenía calambres severos. ¡Pero no tenía idea de que estaba embarazada! Muy pronto, otro miembro del personal se unió a Malcolm para tratar de ayudarla.

Según CBC, Malcom dijo: “Abrí la puerta y Ashleigh estaba allí y la mitad del bebé ya había salido. Me gritó: ‘¡Voy a tener un bebé!’ y automáticamente agarré mi teléfono y llamé a emergencias “.

Afortunadamente, Ashleigh, con la ayuda de personas que estaban por ahí, pudo dar a luz a un bebé sano.

Una ambulancia condujo a Ashleigh y su recién nacido al hospital. Llamaron al niño Ezra, y pesó alrededor de 3,6 kg.

Antes de comenzar el trabajo de parto, Ashleigh no tenía ni idea de que tenía otro hijo en camino, pero luego sonrió. Explicó que su embarazo anterior, solo diez meses antes, pudo haberla “engañado” haciéndole creer que no estaba embarazada de nuevo.

YouTube

Ella le dijo a los periodistas: “Realmente no tenía idea”.

“Supuse que no había perdido peso porque sólo tuve a Mia hace 10 meses… No engordé más. Tenía el mismo tamaño”.

Malcom, quien ha trabajado en la misma tienda durante más de 30 años, admite que nunca había visto algo así. “Es como si otros instintos tomaran el control. Simplemente no piensas en otra cosa. Solo ayudas y hacer lo que puedas”, dijo.

Tras el nacimiento, Ashleigh y su pareja lo celebraron con una divertida y simbólica foto bienvenida al mundo de su nuevo hijo.

Posted by Love What Matters on Wednesday, 7 June 2017

Posted by Love What Matters on Wednesday, 7 June 2017

A continuación, puedes ver un video en inglés sobre cómo ocurrió todo:

Comparte esta historia para rendir homenaje al gerente de la tienda y a los otros que ayudaron a esta madre embarazada a dar a luz a su segundo hijo.