Amanda, 22 años, se ha gastado 60.000 dólares para ser como Barbie – ahora su pecho se interpone en su camino al maquillarse

Todos las personas son iguales y tienen todo el derecho a decidir sobre su propio estilo de vida y sobre su cuerpo. Incluso si uno elige tener una apariencia especial o una forma de vida diferente debe ser respetado en su elección.

Y alguién que así lo entiende es Amanda Ahola. Esta chica finlandesa ha soñado desde que tenía 16 años con someterse a cirugías estéticas. Y con el tiempo su objetivo era convertirse en una muñeca Barbie – y ahora, 6 años más tarde, casi lo ha conseguido.

– “Los amigos y la familia me aceptan tal y como soy, aunque no comprendan mis decisiones”, comenta Amanda.

Fue la página Ladbible la que recientemente publicó el especial viaje de la vida de Amanda. Desde que ella era una niña adoraba a la muñeca Barbie y la apariencia de la muñeca era su sueño. Esta muchacha finlandesa desde los 16 años comenzó a trabajar con el objetivo de ahorrar dinero y así poder operarse y transformar su cuerpo.
Fuente de la imagen: Media Drum World

Hoy, 6 años más tarde, Amanda ha aumentado su pecho tres veces, ha modificado la comisura de sus labios, se ha estirado la cara, redondeado los pómulos, además de utilizar cada día un corset para reducir su cintura.

Fuente de la imagen: Media Drum World

Esta muchacha de 22 años se ha gastado un total de casi 60.000 dólares en operaciones y tratamiento. Ya solamente las operaciones de pecho le han costado casi 17.000 dólares.

Quería un trasero más grande

Amanda quería cambiar incluso más cosas de su cuerpo, pero los médicos le dijeron que no.

– “Lo he intentado en tres clínicas diferentes, pero las tres se han negado totalmente. Así que ahora solo hago tratamientos menores”, dice según Ladbilble.

Fuente de la imagen: Media Drum World

Además de disminuir su cintura, Amanda quería aumentar su trasero, implantarse nuevos dientes y someterse a un nuevo estiramiento facial.

– Cambiando mi apariencia he podido tener una vida que de lo contrario nunca hubiera podido tener. Todo hubiera sido completamente diferente sin mis senos, dice acerca de su amada y enorme “delantera” que, tras su última cirugía, a veces se interponen en su camino cuando se va a maquillar.

Fuente de la imagen: Media Drum World

Desde que se ha realizado estos cambios, Amanda se ha convertido en una popular modelo en internet y tiene miles de seguidores – sobre todo hombres.

– Los amigos y la familia me aceptan como soy, a pesar de que no entiendan mis decisiones, pero esto no afecta en mis relaciones. Me gusta como soy, tanto mi apariencia física como mi personalidad. Nadie es perfecto, pero yo voy a continuar con ella hasta llegar lo más cerca posible de la perfección, comenta Amanda.

¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Hace Amanda lo correcto tratando de cumplir su sueño o es de locos? ¡Comparte tu opinión siempre haciéndolo de una manera respetuosa!