Abuelo da 2.300 dólares a la cajera, pero ella se niega a transferir el dinero a su nieto

La Navidad es un periodo tranquilo para disfrutar con los seres queridos, pero desgraciadamente es también el tiempo perfecto para los estafadores. Y muchos eligen personas mayores como víctimas.

El abuelo Cecil Rodgers, de Ohio (EE UU) se convirtió desgraciadamente un objetivo perfecto para los estafadores. Cecil recibió una llamada de un hombre que afirmaba ser su nieto y que le decía que había sufrido un accidente de tráfico y necesitaba que le prestara dinero.

El abogado del hombre le confirmaba que Cecil necesitaba enviar el dinero y el hombre fue corriendo a hacer la transacción. Pero por suerte una mujer actuó como el ángel de la guarda de Cecil y consiguió que reaccionara.

Cuando Cecil recibió una llamada de alguien que afirmaba ser su nieto, se fue al banco para transferirle 2.300 dólares. Y tras estar en el banco fue a su establecimiento local para realizar la transacción.

No sospechó de la llamada

Cecil se preocupaba de su nieto y nunca cuestionó la veracidad de la llamada. Quería enviarle el dinero a su nieto para que no saliera más perjudicado.

Fuente de la imagen: Youtube/WCPO

Pero cuando se fue a su establecimiento local para transferir el dinero, se encontró con la cajera Audrella Taylors. Por suerte Audrella no era una cajera cualquiera y le preguntó por qué quería transferir tanto dinero.

Y cuando Cecil le contó lo que había ocurrido, ella de inmediato se dio cuenta de algo no era correcto. Audrella llevaba trabajando en el establecimiento más de cinco años y había visto de todo.

Tenía sus sospechas y creía que Cecil iba a cometer un grave error. No quería el anciano fuera estafado.

“Te van a estafar”

Y decidió actuar.

– Él dijo algo de alguien que estaba arrestado y necesitaba enviar 2.300 dólares. Y entonces le dije al anciano: “no voy a permitir que esta transacción se realice. Creo que es una estafa”, cuenta Audrella a  WCPO.

Fuente de la imagen: Youtube/WCPO

La cajera le preguntó a Cecil si otros miembros de la familia habían recibido noticias del nieto o de algún abogado. Y la mujer sospechó aún más cuando Cecil le dijo que no era el caso.

Pero su intuición le decía que si algo grave hubiera ocurrido, las primeras personas a las que el nieto hubiera contactado hubieran sido sus padres.

En ese momento Cecil no entendía porque Audrella le hacía todas esas preguntas. Él todavía creía que hacía lo correcto enviando el dinero a su nieto. No entendía que alguien tratará de tomar su dinero de esa manera, y no sospechó en ningún momento de que quién lo llamó no era su nieto.

Consiguió convencerlo

Lo peor de todo era que el falso abogado le había dicho que no le contara a nadie la llamada de su nieto, porque las cosas serían peor para su nieto si lo hacía.

Fuente de la imagen: Youtube/WCPO

Finalmente, y tras convencerse de lo que le decía Audrella, decidió no enviar el dinero. Y se comprobó que su nieto estaba bien y pasaba la Navidad con su familia.

Audrella fue elogiada por su jefe. Cecil hubiera perdido el dinero si hubiera hecho la transferencia. Cecil y su familia se sienten muy agradecidos por como ella decidió actuar y cuestionarse todo.

Cecil tuvo suerte esta vez, pero existe un gran problema con las estafas. ¡Comparte esta historia con tus amigos y familia y así ayudamos a que todos seamos conscientes de las terribles consecuencias que la estafa puede producir!