Ella pesaba 298 kilos – pero cambió 2 cosas en su vida y mira ahora su transformación radical

La lucha contra los kilos de más es algo que la mayoría ha experimentado alguna vez. Pero una cosa es querer perder unos kilos y otra muy diferente padecer obesidad y que esto amenace tu salud y hasta tu vida.

Amber con 5 años pesaba 72 kilos. Con 16 años apenas se podía mover y con 23 había llegado a pesar 298 kilos. Había llegado el momento de actuar.

Fuente: Rumble

Su problema de peso comenzó demasiado pronto. Con 5 años Amber pesaba ya 72 kilos. Al cumplir los 16 estaba tan obesa que tenía que desplazarse en silla de ruedas.

Fuente: Rumble

Amber era consciente de que tenía un trastorno de alimentación, sabía que esto estaba afectado a su salud e incluso amenazaba su vida, pero aún así, no podía dejar de comer de manera compulsiva.

Fuente: Rumble

Tareas cotidianas le requerían grandes esfuerzos. Algo en principio tan sencillo como cerrar la puerta del automóvil, cuando ella se sentaba dentro, era un problema. Bajar las escaleras se había convertido en un suplicio.

“Soy un monstruo asqueroso”

Amber se sentía tan mal que se describía a sí misma como: “desagradable, un monstruo asqueroso”.

Pero un día ocurrió algo que lo cambió todo.

Fuente: Rumble

Era febrero de 2015, cuando tenía 23 años, decidió participar en un programa de televisión “My 600-LB LIFE”, pesaba entonces 298 kilos.

El programa comenzó y comenzó con una dieta que le hizo perder 9 kilos. Tras esto la pusieron en lista para que le pusieran un baypass gástrico y su transformación increíble ya era imparable.

Fuente: Rumble

Tras la operación, la vida de Amber, y ella misma, han cambiado radicalmente. Por fin la silla de ruedas quedaba atrás, y comenzó a sentirse mucho mejor consigo misma. Ahora se atrevía por fin a mirares al espejo.

Fuente: Rumble

Estos avances le hicieron sentirse, además, motivada para seguir esforzándose en su objetivo. Y lo cierto es que lo resultados hablan por sí solos.

Amber pasó de 298 kilos y tener que ir en silla de ruedas a recuperar su salud y su movilidad. ¡Y ahora se ve estupenda y se siente guapa!

Fuente: Instagram

“Pasé mucho tiempo rechazándome a mi misma, por eso documento los momentos cuando me siento bella. Bajé más de 181 kilos. Estoy aprendiendo otra vez cuál es mi reflejo” , cuenta Amber.

Fuente: Instagram

En el siguiente vídeo puedes ver más sobre el increíble cambio de Amber.

Hay que tener mucha fuerza de voluntad para perder tanto peso, pero cuando la salud y la calidad de vida están en juego, no queda otra opción. Amber lo entendió y ahora está feliz con su nueva vida.

Ayúdanos a difundir la historia de Amber para que sirva de inspiración para otras personas. Todo es posible.