Mujer con sobrepeso comienza a hacer 2 simples cosas cada día, a los 3 años la transformación es total

Laura Micetich con 22 años pesaba 140 kilos y la llamaban “gigante de hierro”. Padecía de presión arterial alta y prediabetes.

Su estado de salud era preocupante y decidió que tenía que tenía que hacer cambios en su vida.

Tres años más tarde la transformación es impresionante.

Laura Micetich había llegado al límite. Con 22 años pesaba 140 kilos y su vida estaba en peligro. Laura tenía presión arterial alta, prediabetes e hipertiroidismo, lo que puede causar palpitaciones, fatiga y ansiedad.

Ella sabía que necesitaba un cambio, porque si no hacía nada para cambiar su situación, podía llegar a ser muy peligroso.

“Decidí volver a tomar el control de mi vida y hacer cambios. Aunque lo había intentado antes, no había conseguido controlar mi peso y se había convertido en un problema tan grave que me planteé una operación”, escribe Laura en su página web.

La joven comenzó a ir al gimnasio y se comenzó a interesar por el levantamiento de pesas, y entonces empezó a desechar la idea de la operación.

Comienza el viaje

Lo que comenzó como algo que iba a solucionar con una operación, se convirtió en una gran afición por hacer ejercicio, la comida sana y cuidar la salud.

“Yo comencé a ir la gimnasio, a levantar pesas y comer la comida nutritiva que mi cuerpo necesitaba. Solo en unas semanas me di cuenta de que no necesitaba ponerme bajo el bisturí”, escribe Laura.

Laura no quiso darse por vencida y siguió con su nuevo estilo de vida. Durante el primer año perdió 45 kilos, y durante el segundo año siguió bajando de peso.

Hoy Laura pesa 85 kilos y su historia es una verdadera inspiración.

💬"STOP WAITING for Friday, for summer, for someone to fall in love with you, for life. Happiness is achieved when you stop waiting and make the most of the moment you’re in now." Being fit doesn't necessarily mean you're happy and being under or overweight doesn't necessarily mean you're unhappy. Being fit has made me less scared to try (and potentially fail) new things and more willing to make myself vulnerable. Because I love being physical and adventurous, I've found happiness in that. But the girl on the left wasn't unhappy. She had her own confidence and her own insecurities. Insecurity isn't synonymous with unhappiness. Insecurities are inevitable and they shift and change with time and circumstance. Maybe the best way to be happy is to decide you are – to stop putting off your life until you reach a certain goal or hit an arbitrary number on the scale. Maybe the best way to be happy is to say "screw it" and just start living. #throwbackthursday #tbt #weightloss #weightlosstransformation #100poundsdown #allnaturalweightloss #fitnessjourney #fitness #beforeandafter #eatclean #buildmuscle #tranformations #transformation #weights #weightlossmotivation #transformationtuesday #fitness #exercise #fitnesstransformation #lifestylechange #fitfam #fitspo #beastmode #riseandgrind #lift #getstrong #getfit #motivationmonday

A post shared by Laura Micetich (@theirongiantess) on

Transformación inspiradora: “dejé de comer basura”

La historia de Laura demuestra que no es necesario hacer dietas concretas, tomar pastillas o recurrir a otros métodos. Ha demostrado que tener disciplina para comer sano y hacer ejercicio, pueden llevarte a donde quieras.

“Yo cambié solo mis costumbres de alimentación. Como mucho mejor, he eliminado el almidón y los azúcares añadidos. Dejé de comer fuera y comprar comida rápida, sencillamente dejé de comer basura”, escribe Laura en su página.

"I am beginning to measure myself in strength, not pounds. Sometimes in smiles."

A post shared by Laura Micetich (@theirongiantess) on

Laura ha documentado su increíble e inspirador viaje en Instagram, donde tiene alrededor de 330.000 seguidores. Un día, hace unos años, consiguió inspirarse a sí misma y comenzó un viaje que tuvo como resultado una nueva vida.

Hoy inspira a otras muchas personas, ¡incluso a mí!

“The most beautiful people wear their hearts on their sleeves and their souls in their smiles.” . . . Smile first. It’s one of my favorite tricks to happiness. You know that moment when we cross paths with a stranger or even someone we know and we wait for them to smile? Sometimes we’re caught up in our own thoughts and sometimes we’re insecure about interrupting them if they’re caught up in their own? When they smile, their warmth invites us to do the same. We let down a guard and hit the emotional “on” switch. Suddenly, the world is a little more cheerful and our fear of disapproval is gone. Why do we hesitate? Why do we wait for someone else to take the lead when we know all it takes is a friendly smile to make us return the favor? So – smile first. Just try it. In the supermarket, at the bank, on your walk. Smile first. Throw kindness around like confetti. Make the world sparkle. . . 📸 @ryokuson_ig

A post shared by Laura Micetich (@theirongiantess) on

Laura es una inspiración para muchos de nosotros y espero que siga inspirando a personas. Se trata de estar motivado para llevar una vida más sana, y eso al final te lleva a perder peso y encontrarte mucho mejor. 

¡Comparte el increíble viaje de Laura para que continúe inspirando a más personas!