Torrente de lágrimas cuando el sacerdote revela la canción – consigue que Simon grite: ”lo mejor que he oído nunca”

Hay una buena razón por la que se dice que los talentos son regalos de Dios…

Una prueba de ello es el padre Ray Kelly, quien ha sido dotado con una voz celestial.

Ray Kelly es el sacerdote de la parroquia de St Brigids de St Mary, en Oldcastle, en Irlanda.  El padre Kelly tiene una enorme pasión por la música, le encanta cantar en la iglesia.

Pero no ni tenía idea de que estas pequeñas “actuaciones” lo llevarían a la gran escena del programa de talentos Britain got talent de Gran Bretaña.

La mayoría de los que se presentan ante el jurado de “Britain Got Talent” son personas jóvenes, enérgicas y ambiciosas.

El padre Kelly responde a otro perfil, pero ha decidido dejar que el mundo escuche su voz.

Decidió cantar “Everybody Hurts”, de REM, y cuando agarró el micrófono, nadie sabía qué esperar.

Pero escuchen cuando este increíble sacerdote pone la piel de gallina a todo el auditorio (empieza a cantar a partir del minuto 1:50):

Este sacerdote sin duda tiene a Dios de su parte, hasta ha conseguido sacar de Simon palabras como “esta es mi audición favorita”, dice la mayoría.

¡Compártelo para que más personas puedan disfrutar de la voz celestial y descubran al padre Kelly!