Amber, de 24 años, está obsesionada con los tatuajes y ha cubierto todo su cuerpo con tinta

Uno de los beneficios más grandes de ser adulto es que que uno puede hacer lo que uno quiere (bueno, dentro de la ley). Uno se puede poner lo que uno quiere y verse como uno quiere.

Amber Luke es una chica que lo ha llevado a otro extremo, sin importarle lo que opinan los demás.

Esta chica de 24 años, proveniente de Australia, quiere cubrir todo su cuerpo con tatuajes antes de cumplir los 25. Y ahora esta cerca de su meta, ya que ha cubierto su pecho con tinta, según informa Daily Star.

Amber empezó a cubrir su cuerpo con tatuajes cuando tenía 16 años. Su fascinación con los tatuajes iba a cambiar su vida.

Durante los años, Amber, se ha tatuado en todo el cuerpo.

Ella ha hecho todo en su poder para cubrir su cuerpo de tinta. Ahora casi todo su cuerpo está tatuado.

Pero el proceso no ha sido fácil, el año pasado cuando se tatuó los ojos, las cosas casi terminan mal.

“Desafortunadamente, mi artista se metió demasiado en mi globo ocular. Estuve ciega por tres semanas. Eso fue bastante brutal.”

La modelo alternativa también ha hablado sobre el hecho que ha estado luchando contra una enfermedad mental. Por el momento está entrenando para ser consejera, ella espera que pueda ayudar a otros con problemas similares en el futuro.

“La sociedad está tan llena de odio y opiniones no válidas sobre ti y sobre cómo te ves… No te molestarías en preguntar qué hago con mi vida. Estoy estudiando un diploma de asesoramiento solo para poder ayudar a personas con enfermedades mentales”, dijo Amber a Daily Star.

Ahora en su pecho

El último paso para llenarse de tatuajes fue tatuarse el pecho.

“Tiddies completados”, escribió Amber en su cuenta de Instagram donde tiene 64.000 seguidores.

Antes de los tatuajes

Lo próximo que va a hacer son sus muslos. Pero Amber ya está pensando en tatuarse todo el brazo izquierdo de negro.

Pero claro, Amber no siempre ha estado cubierta de tinta.

Solo hace unos días, ella compartió una foto que reveló como se veía antes,

La foto, tomada hace 5 años, realmente muestra su transformación.

“5 años de diferencia. Déjame decirte algo… a los 20 años me hice un tatuaje de ‘cuello flotante’. No tenía tatuajes faciales, de mano o de pecho. Solo un gran pedazo de garganta. Me dieron tanta mierda y odio por mis acciones. Decidí a los 20 años decir ‘jódete, estoy haciendo lo que quiero y lo hice”, escribió.

Aquí en Newsner no solo escribimos sobre historias conmovedoras y sobre cosas en tendencia. ¡También seguimos a las personas que viven sus vidas de manera diferente, y es nuestra opinión que todos merecen el mismo respeto sin importar cómo elijan vivir sus vidas!