Bebé, 11 semanas, lucha contra corona – ahora su destrozada mamá ruega a la gente que asuma su responsabilidad

Distintos países están tomando diferentes medias contra el coronavirus, pero independientemente de eso, hay cosas que todos podemos hacer, como quedarnos en casa y reducir el contacto con otras personas.

Ahora una mamá británica ruega a la gente que asuma su responsabilidad y siga las recomendaciones de mantener el distanciamiento social, después de que su recién nacido se haya contagiado de covid-19.

Según la edición británica de Metro, el bebé de 11 semanas, Ares Banister, fue ingresado el pasado lunes en el hospital con fiebre alta. Al día siguiente dio positivo en la prueba de coronavirus.

La mamá de Ares, Jodie Banister, de 30 años, dice que la salud de su pequeño ha mejorado y que ahora se encuentran en casa. Pero tiene un llamamiento urgente a todos los padres ¡tómense el covid-19 muy en serio!

En una publicación en Facebook Jodie escribe:

”Mientras están disgustando por no poder salir a la calle sin importarles el resto del mundo, yendo al supermercado todos los días a por esas cosas absolutamente esenciales que tienen que tener y saliendo a caminar durante 3 horas, cosa que nunca han hecho en sus vidas…“.

Mientras, a mi BEBÉ de 11 semanas le estaban realizando el test de covid-19. No hemos salido en semanas pero lamentablemente Christian tiene que ir al trabajo para asegurarse de que haya comida en los estantes del supermercado en el que trabaja para que ustedes puedan saquearlo.

Si tu trabajo no requiere una función esencial para la sociedad, por favor, quédate en casa!!! ¡¡Por favor, por favor, comienza a escuchar, todo nuestro mundo está patas arriba!!“.

Sintió que algo no iba bien

Después de que Ares comenzase a tener síntomas de la enfermedad, Jodie mantuvo un ojo abierto todo el tiempo. Cuando la temperatura comenzó a subir, llamó al médico, pero le dijeron que no se preocupase y que se quedase en casa con el niño.

Pero su instinto materno le decía, a esta madre de 30 años, que algo no iba bien. Cuando Ares se puso “peor y peor”, logró por fin hablar con un médico que se había quedado lire.

“Mientras yo hablaba con él por teléfono, la temperatura había subido a 40 grados. El médico estuvo de acuerdo en que era preocupante y que debería llevarlo a hospital”.

“Primero pensaron que se trataba de meningitis y le dieron antibióticos y suero. Luego le hicieron la prueba del covid-19 por si acaso”.

“Me quedé en shock total”

El resultado dio positivo, se había contagiado de coronavirus.

”Cuando el resultado llegó, me quedé desconcertada. El miedo y el pánico se apoderaron de mí y me quedé en shock total. Me senté y comencé a llorar. Era horrible. Lo primero que piensas automáticamente es que va a morir. Yo estaba muy asustada.

Yo lo miraba todo el tiempo para asegurarme de que respiraba. Estoy muy tocada y cansada porque casi no he dormido. Creo que me han dejado quedarme con él solo porque le doy el pecho.”

Afortunadamente la pesadilla ha pasado para esta familia, pero esto les ha hecho darse cuenta de lo importante que de verdad es tomarse este virus en serio y asumir nuestras responsabilidades de ciudadanos, mantener las distancias y no salir de forma innecesaria. Y ese es el mensaje que tiene para todos.

Enviamos todo nuestro amor a esta familia para que este pequeño termine de recuperase en su casa. Compártelo si quieres mostrar también tu apoyo y difundir el importante mensaje de esta madre.

Ward 32 at the Glenfield Hospital have Discharged 16 Covid patients in the last few days. It’s lovely to see them going home 🙏🌈

Gepostet von Fab Clinics am Freitag, 10. April 2020