Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Cliente es acusado de haber robado su propia chaqueta: Cuando se revela la verdad el karma explota

Me gusta salir fuera e ir de compras. Aprecio mucho cuando un buen dependiente viene a ayudarme y me muestra o me ayuda a buscar ropa que me sienta bien.

Pero ese sentido común no parece aplicarse a todos los dependientes.

James Conley III, de 29 años, visitó una de sus tiendas favoritas, Old Navy, en la ciudad americana West Des Moines, en Iowa. Llevaba consigo una chaqueta azul que le habían regalado en navidades.

Cuando James se acercó a la caja para pagar todas sus compras, se encontró con  la siguiente humillante pregunta: ¿Vas a comprar también la chaqueta que llevas puesta?

James tuvo que pasar por la embarazosa situación de tener que escanear su propia chaqueta para estar seguros de que no era un ladrón. Y filmó un vídeo para mostrar como tres dependientes de la tienda le trataron de forma humillante.

Continua leyendo el artículo y sabrás con más detalle lo que le ocurrió  a James – y como se desarrolla la historia.

Facebook/ James Conley III

“Hoy en la tienda Old-Navy en West Des Moines, Iowa, he sido tratado de forma humillante por sus dependientes. Me acusaron de no pagar la chaqueta azul que llevaba cuando entré en la tienda y que me habían regalado en Navidad.

Cuando me acerqué a la caja para pagar varios jerséis, me preguntaron si también iba a comprar la chaqueta que llevaba puesta. 

Facebook/ James Conley III

En un primer momento me hizo gracia porque no creía lo que estaba oyendo. El dependiente fue muy poco profesional  y me encasillaron en algo que no era. Me dijo: “cada vez que alguien lleva ropa de Old Navy debemos escanearla para asegurarnos de que se trata de ropa comprada con anterioridad”  (¿Por qué lo hacen?)

Cada vez que entro en esta tienda tengo exactamente la misma chaqueta azul de invierno. Y nunca antes me he encontrado obligado a escanear mi ropa. Otro clientes “no de color” tambien tenían ropa de la misma tienda, Old Navy, pero a estos nunca se les pidió escanear su ropa. 

¿Después de escanear mi chaqueta pretendían que la volviera a pagar otra vez? 

Al final salió la encargada de la tienda, Shannon (que se negaba a dar su apellido). Le hice mirar las imágenes de las cámaras de seguridad para probarle que su personal se había equivocado y que me habían discriminado por mi color de piel.

Cuando confirmo mi verdad (después de haber visto las imágenes de las cámaras) nunca volvió a salir a pedirme perdón. Tampoco lo hicieron los dependientes de la tienda como podéis ver en el vídeo. 

Tras de que James publicó esto en redes sociales, su mensaje se compartió más de 150 000 veces. Finalmente Old Navy se vio obligada a hacer algo. En un mensaje, se disculparon con James y dejaron claro que habían despedido a tres de los empleados involucrados en el incidente.

 

Cuando James salió de la tienda, subió un vídeo en Facebook con su reacción ante lo ocurrido:

Esta historia me indigna. Todos debemos ser siempre tratados con RESPETO, independientemente de como seamos.

¡Comparte el artículo con tus amigos si estás de acuerdo! 

El cliente es acusado de robar su propia chaqueta: cuando se revela la verdad, es humillante