Colegas se burlan del médico cuando escribe su nombre en la cabeza, tras la operación ven lo ingenioso

No es siempre muy fácil acordarse del nombre de nuevas personas que uno ha conocido. Entonces imagínate si la mitad de tu cara está tapada, por ejemplo si uno trabaja como médico.

El médico Rob Hackett pensó justamente en esto y tuvo una idea, pero al principio sus colegas se burlaron de la idea.

Pero tras una operación en el hospital todos iban a entender por qué esta idea era tan importante, tan importante que empezaron a copiarla.

Rob Hackett trabaja en varios hospitales en Sydney, Australia.

Como no trabaja en un solo hospital tiene que recordase de muchos nombre – pero como el casi siempre lleva una mascarilla médica se volvía aún más difícil.

Foto: Twitter/Rob Hackett

Eso fue lo que le ayudó a pensar en esta idea. Él escribió su nombre en la cabeza para que todos los demás fácilmente supieran quién era. Pero esta idea fue bastante criticada al principio. Sus colegas se burlaron y le preguntaron bromeando si tenía dificultad en acordarse de su propio nombre. Pero pronto iban a entender que era una buena idea. Y lo más importante de todo, podía salvar vidas.

Mucho estrés

Médicos trabajan con mucho estrés y mucha presión y en esas situaciones los segundos pueden ser la diferencia entre vida y muerte,

“Un paciente tuvo un paro cardiaco y seguro habían 20 personas en el cuarto. Fue difícil cuando pregunté por unos guantes porque la persona a la que le  pregunté pensaba que estaba señalando a la persona detrás”, le dice Rob a Sydney Morning Herald.

Foto: Twitter/Rob Hackett

Puede salvar vidas

Escribir su nombre puede ser una forma fácil para ahorrar unos segundos. En vez de señalar a una persona y pedir un instrumento es mucho más fácil decir el nombre de la persona.

Así que pronto todos se dieron cuenta de que la idea de Rob era genial, porque acortó el tiempo y podían ayudar a los pacientes más rápido – algo que puede salvar vidas.

Foto: Twitter/Rob Hackett

2 razones

Via Twitter Rob comenzó una campaña para animar a más personas a seguir su idea. En especial pensando en dos razones.

  • Haz esto y puedes demostrar que una solución fácil puede mejorar la forma en la que cuidamos a nuestros pacientes y puede mejorar sus futuros.
  • Evita hacerlo y demuestra como los hospitales y la cultura en el mundo de la salud lucha hacia atrás y contra los cambios y las mejorías.
Foto: Twitter/Rob Hackett

Muchos lo siguen

Desde que Rob empezó la campaña enfermeras y médicos en todo el mundo han comenzado a escribir sus nombres en la cabeza.

Personas como Rob han ayudado a mejorar el mundo de la salud y lo más importante – han incrementado la posibilidad de salvar vida. Un nombre por nombre.

La idea de Rob merece ser elogiada.
Pasa el artículo para que más, ojalá personal que trabaja en hospitales, vean esto y lo implementen. ¡Esos segundos pueden salvar vidas!

 

Leer más sobre