El perro conduce a su dueña a un pozo donde hay un bebé abandonado

El día comenzó como siempre para Charmaine Keevy. Ella y su perro Georgie, daban su paseo matutino de todos los días.

Pero de repente comenzó Georgie a ladrar y llevó a Charmaine hacia un pozo de agua cubierto. Era obvio que el perro trató de decirle algo, y afortunadamente ella le escuchó

En un primer momento Charmaine pensó que Georgie olfateaba el olor de un gato que se había quedado atrapado en las tuberías.

Pero cuanto más oía, más se daba cuenta de que no era el ruido de un gato – sino otra cosa completamente distinta.

Facebook / Kingfisher FM

Era una mañana temprano del mes de abril de 2018. Charmaine y Georgie iniciaron su paseo matutino en Port Elizabeth, Sudáfrica . Y justo ese día tomaron un camino diferente al de siempre.

De repente comenzó Georgie a ladrar frenéticamente y a tirar de la correa. Era obvio que Georgie quería acercarse a un pozo, al otro lado del camino.

En un principio Charmaine pensó que el perro había oído el sonido de un gato que estaba atascado e intentó continuar con el paseo.

Pero Georgie no quería abandonar su empeño de seguir hasta que Charmaine se acercó al pozo.

National Right to Life

Charmaine todavía no estaba 100 por cien segura de lo que había debajo del cemento. El pozo estaba cubierto por un bloque pesado que no podía mover.

Sin embargo, era posible mirar a través de los recovecos y pudo apreciar que el agujero tenía unos 2 metros de profundidad.

Charmaine se dio cuenta de que ella sola no podría mover el bloque de cemento y trató de buscar algún transeúnte con la esperanza de que pudiera ayudarla a ver que era lo que había en el pozo.

Desgraciadamente todos la ignoraban-  hasta que Cornie Viljoen de 60 años se quedó.

Facebook/CornieViljoen

Estos dos desconocidos se pusieron de rodillas y trataron de mirar por el pozo lo más lejos posible.

Pero ninguno estaba preparado para ver lo que iban a encontrar.

Los dos estaban de acuerdo en que lo que oían era un bebé que lloraba, pero el pozo estaba tapado de tal forma que no podían ver al niño.

Cornie recogió varias herramientas de su coche y juntos consiguieron quitar la tapadera de cemento que cubría el pozo.

Unos segundos más tarde saltó Cornie dentro del profundo pozo y se dio cuenta que había caído en mitad de una colonia de enfadadas hormigas rojas que mordían.

Facebook / Metro

Para empeorar las cosas, el tubo era tan estrecho que solo podía ver los contornos del niño, que yacía gritando en el fondo del agujero.

De repente Cornie sintió la pierna del bebé.

“Me di cuenta de que se trataba de una escena del delito, así que tomé una fotografía y le envié mi teléfono a Charmaine”.

La ambulancia llegó rápidamente al lugar y el personal sanitario se hizo cargo del bebé que estaba con signos de congelación y tenía problemas de respiración.

La policía dijo que la única manera de que el bebé hubiera llegado a esa terrible situación era porque alguien había movido la tapadera de cemento, se había metido en el pozo y había colocado a la bebé allí.

CornieViljoen

”Un milagro”

Charmaine escribió sobre el dramático suceso en Facebook. Expreso su más profundo agradecimiento a Cornie, la única persona que se paró para ayudarla.

Gracias a él pudieron mover el pesado cemento y finalmente salvar a la recién nacida.

Según Charmaine, el bebé es un milagro, que sobrevivió a pesar de que alguien trato de matarla.

”No dejo de pensar que hay un porqué al hecho de que esta niña esté con vida – definitivamente es un milagro sin duda alguna”.

En el vídeo arriba puedes ver el momento del rescate del bebé.

¡Menos mal que existen este tipo de héroes!

Facebook

Por lo general, se dice que la diferencia entre un héroe y un cobarde es solo un paso a un lado. Cuando nadie se detuvo, Cornie Viljoen lo hizo y al final le salvó la vida a un niño.

Por favor, comparta esta historia de héroes para elogiar a Charmaine y Cornie; con suerte, ¡puede inspirar a muchos otros a mostrar su coraje civil y ayudar a los que lo necesitan!