El policia se descompone totalmente cuando recuerda el “peor caso de abuso infantil que ha visto”

Cuando el sargento Justin Klitch de la policía estatal de Idaho detuvo una camioneta por una infracción de tráfico en un frío día de diciembre, no tenía idea de los horrores que estaba a punto de presenciar.

Los moratones en la cara de la mujer sentada al lado del conductor le llamaron la atención y al mirar hacia la parte trasera de la furgoneta Dodge, se encontró con un espectáculo que nunca olvidaría.

Ahora se le elogia por haber salvado la vida de un niño pequeño que estaba la borde de la muerte y, gracias a sus acciones, dos niños se encuentran ahora en un lugar seguro.

KHQAdam/Twitter

El oficial Shane Grady era otro de los oficiales que estuvo presentes y él  patrulla regularmente en Coeur d’Alene.

En una entrevista con una cadena de noticias local, trató de controlar las lágrimas al recordar lo que había presenciado.

Comentó que había estado presente en horribles colisiones de tráfico y había visto escenas terribles durante su carrera en la policía, pero esta vez fue testigo de algo que jamás podría olvidar.

“Mientras estábamos allí, él [el sargento] descubrió a un niño en la parte trasera de la mini furgoneta”, dice el oficial Grady en una entrevista.

Sentado en posición fetal

“Había descubierto a un niño pequeño gravemente herido en la parte de atrás del auto. Tenía moratones en la cabeza, múltiples laceraciones en el estómago, los brazos estaban colocados en posición fetal y el ojo izquierdo no le funcionaba correctamente”.

Un equipo médico fue alertado de inmediato mientras se interrogaba a los adultos. Según el informe de la policía, había otro niño pequeño en la camioneta que era menor y no estaba herido.

El oficial Grady trasladó al niño herido al hospital más cercano, donde fue ingresado en el hospital pediátrico del Sagrado Corazón en Spokane.

La frecuencia cardíaca del niño aumentó de 70 a más de 110 latidos por minuto y lloraba constantemente de dolor, recuerda el oficial en su entrevista. Cuando llegaron al hospital, el personal médico lo llevó inmediatamente a la sala de emergencias y permaneció en cuidados intensivos.

Trauma cerebral

Más tarde, los médicos informaron sobre las lesiones del pequeño de dos años. Estas eran potencialmente mortales y que había sufrido un fuerte trauma cerebral.

Afortunadamente su condición mejoró y se espera que se recupere.

“Sargento Klitch acaba de salir del hospital y dijo que el niño está activo y juguetón. ¡Todos estamos muy agradecidos por el enorme trabajo y los cuidados del equipo pediátrico de UCI del Sagrado Corazón! Todavía tienen trabajo por hacer pero las noticias son positivas”, escribió la Policía del Estado de Idaho en su cuenta de Twitter.

El estado de Idaho actualmente está ocupándose del segundo niño, buscándole un lugar seguro.

Los médicos confirmaron que los cuatro policías que detuvieron la camioneta por una simple infracción de tráfico habían salvado la vida del niño.

Incidente terrible

El sargento Klitch dijo que estaba orgulloso de su unidad y de como respondieron ante el incidente y añadió modestamente que los verdaderos héroes fueron los que salvaron la vida del niño herido en el hospital.

Mira al agente que no puede contener las lágrimas mientras describe el terrible incidente que tuvo que presenciar.

A menudo no nos damos cuenta del efecto que causan estos incidentes en los hombres y mujeres que tienen que lidiar con ellos.

Por favor comparte para elogiar a estas personas que trabajan tan duramente para ayudarnos a vivir seguros.