Escándalo racista en pleno vuelo – un racista insulta a señora de 77 años enferma y el personal la mueve a ella

No se qué está pasando con este mundo de locos, donde a veces parece que en lugar de avanzar retrocedemos cada vez más.

Algo que no soporto es ver que hay personas que siguen considerándose superiores a otras por su raza, su aspecto físico o su posición económica. Se creen con derecho a denigrar a otro ser humano. ¡Estas personas hacen que me hierva la sangre!

Un caso que me ha enfurecido esta semana es el de una mujer jamaicana, de 77 años, que fue humillada por un pasajero racista en un vuelo de Ryanair. Por si no fuera ya de por sí eso indignante, lo peor es que el personal de la aerolínea Ryanair en lugar de expulsar al pasajero, o como mínimo obligarlo a cambiarse de asiento, ¡obligaron a la mujer, enferma de artritis a cambiar de asiento!

Al parecer, todo ocurrió en el vuelo FR015 de Ryanair que iba de Barcelona a Londres. Por lo visto, cuando los pasajeros estaban acomodándose un pasajero se impacientó con una mujer de 77 años que se movía lentamente para que él pudiera sentarse junto a la ventanilla. Según su hija, que viajaba con ella, la madre sufre de artritis, según informa La Vanguardia.

Fue entonces cuando el hombre la emprendió a insultos con la mujer. Entre otras cosas dijo “no quiero sentarme junto a tu fea cara, tu puta vaca fea”,  y la llamó, “horrible negra bastarda”.

Sin ningún respeto, el hombre se ensañó con la pobre señora. Un pasajero lo captó todo en la cámara de su móvil, y desde entonces el video se ha hecho viral, y miles de personas están mostrando su indignación en todo el mundo.

Sin embargo, una de las cosas que más ha indignado a la gente con lo sucedido es la actitud de la aerolínea, Ryanair, que en lugar de expulsar al pasajero racista y llamar a las autoridades, recolocó a la anciana en otro asiento. ¡Es decir, en lugar de castigarlo a el atacante, molestó a la víctima!

Por fortuna había gente justa en el vuelo que pidieron al atacante que parase y pidieron que fuese expulsado. Al menos la mujer pudo tener el apoyo del resto de pasajeros.

Tras el escándalo, Ryaniar explicó en Twitter que reportó el incidente a la policía de Essex. “Como ahora esto es un asunto policial, no podemos hacer más comentarios”, dijo la compañía.

Desde luego no hay derecho, que la empresa no haya ni pedido disculpas es indignante. No sólo no penalizó al hombre, sino que dejó indefensa a una pobre anciana a quien insultaron sólo por estar enferma y tener otro color de piel.

Por favor, comparte esto para denunciar lo sucedido. ¡Ninguno de estos racistas puede quedar así de impune! Es labor de todos evitar que estas personas se crean con derecho a maltratar a los demás.